Adiós a una 'jettatura'

Por:  Gerardo Fragoso M.    

Por:  Gerardo Fragoso M.     Hola estimados amigos de Mediotiempo, muchas gracias por compartir su tiempo con nosotros.

El triunfo de la Selección Nacional ante Costa Rica tiene todos los elementos para ser considerado un logro histórico dentro, por supuesto, del marco de la zona de CONCACAF.

Es el primer triunfo en aquel país, en partido oficial, desde 1960, cuando Héctor Hernández (q.e.p.d.) dio una gran exhibición de carácter y calidad en aquella victoria de 3-0 en San José, que servía hasta el miércoles como referente de que se podía ganar en la casa del conjunto centroamericano.

Desde ese momento pasaron sin fin de técnicos, pero nadie pudo vencer la "jettatura" costarricense, estigma que a ratos parecía más que nada sustentado en aspectos psicológicos, pues los ticos están lejos de ser una potencia mundial y aún del área.

Para sustentar esto, bien vale recordar que durante la ronda semifinal de las eliminatorias mundialistas rumbo a Estados Unidos 94, celebradas en la última parte de 1992, Costa Rica derrotó 2-0 a México en San José, con todo y que Menotti ya dirigía a la selección. ¡Pero los ticos ni siquiera calificaron al cuadrangular final!. El estigma costarricense no pudo ser superado ni por César Luis.

Lo peor del asunto fue que, en los años recientes, el estigma había crecido y ahora tampoco se le podía ganar a los ticos en casa. Dos empates (0-0 en San José y 3-3 en el Estadio Azteca) fue lo que se obtuvo en el Hexagonal Final rumbo a Francia 98. Peor aún resultó la foja en la eliminatoria rumbo a Corea y Japón, donde Costa Rica acabó con el invicto de nuestra Selección en partidos oficiales en el Azteca (1-2) y luego, ya con Javier Aguirre en el mando,apenas se empató en San José (0-0).

Incluso Mejía Barón, que llevara al subcampeonato de la Copa América a los verdes, tuvo su resbalón ante los ticos, con los que apenas se pudo empatar 1-1 en un juego de primera ronda de la Copa de Oro 1993, celebrado en el Estadio Azteca. Costa Rica se había puesto arriba en el marcador y el Tri empató apuradamente.

De ahí que si nuestra selección quería quitarse un fantasma psicológico, había que ganar en San José y el objetivo se ha logrado. Lavolpe le tiene tomada la medida a los costarricense, pues en las tres ocasiones que se ha enfrentado a ellos les ha ganado: 2-0 en la Copa de Oro 2003, 1-0 en el Preolímpico de Guadalajara 2004 y ahora, 2-1 en el Hexagonal Final rumbo al Mundial de Alemania.

EN EL TERRENO

No cabe duda que Lavolpe planteó el partido de una forma casi perfecta. La distribución de los verdes en el terreno fue magnifica. Llegó un momento en que los centroamericanos no tenían salida y hasta conseguir llegar a línea de fondo les significaba un esfuerzo tal que casi parecía una hazaña.

Mentalmente el equipo mexicano jugó como hace mucho, pero mucho, no se le veía jugar en alguna plaza de centroamérica: confiados, a la ofensiva, seguros de si, proponiendo. Por ahí se empezó a fraguar el triunfo de los mexicanos, pues Costa Rica esperaba al clásico equipo que se echa atrás, que va a buscar el punto y no, Lavolpe los hizo jugar como si estuvieran en el Azteca, dando un juego vistoso, alegre y técnico.

Si hubiera que resaltar tres jugadores que contribuyeron mayormente al triunfo mexicano, habría que destacar a Francisco "Kikín" Fonseca, a Rafael Márquez y Jaime Lozano. Fonseca está convertido en un gran jugador, y no es porque tenga la técnica de Owen o la potencia de Schevchenko... no, el gran aporte del "Kikín" es que es el alma del equipo mexicano, es un tipo que no se dobla.

Más allá de que le ponga "ganas", el "Kikín" es un jugador que entiende que el carácter no es la rudeza con la que se le entra al rival o gritar más fuerte en el campo, no, el carácter es una fortaleza que debe mostrarse los 90 minutos en el campo, reflejada en el optimismo y la confianza para encarar los distintos momentos que tiene un encuentro. La mentalidad que tiene el cruzazulino se refleja en el campo y en su excelente quehacer futbolístico.

Márquez es todo un líder y es un jugador que a sus 26 años juega como si tuviera 35. Nada le espanta y si aunamos esa sapiencia y esa calma a su impecable técnica individual, su aporte siempre es grande. El "Jimmy" Lozano ha venido a resolver un problema que desde hace años tenía la selección: la falta de talento por sector izquierdo. El jugador de Pumas hizo ayer dos goles excelsos, en especial el segundo, donde su remate de cabeza, a más de elegante y certero, lleva una gran técnica individual.

Del otro lado, Costa Rica se derrumbó y sólo las ganas los llevaron a despertar durante unos 25 minutos entreel final del primer tiempo y un lapso mayor de la segunda parte. Fue un error muy grave del técnico Jorge Luis Pinto haber prescindido de Óscar Rojas, pues con ello le abrió a Jaime Lozano primero, y después también al juvenil Alberto Medina, una avenida enorme por su sector.

Además, la Selección tica carece de talento y calidad. Es increíble que un jugador como Harold Wallace, cuya incapacidad para enviar un centro desde la banda es alarmante, sea parte de la representación nacional de un país; no menos sorprendente es que Jafet Soto, un jugador que desde los 24 años (y que ahora tiene 29 años) viene en declive, como lo mostró en sus últimas incursiones en el futbol mexicano, siga siendo titular.

Eso por no hablar de jugadores como José Luis "El Puppy" López o Ronald Gómez, cuyas limitaciones son enormes en lo futbolístico y en lo técnico. Queda claro que para los ticos será una eliminatoria sufrida y difícil, donde conociendo la natural inestabilidad de la banca roja, no sería raro que Pinto fuera cesado en el transcurso del Hexagonal.

NO TODO FUE BUENO

No queda ninguna duda de que así como hubo quien sobresalió entre los mexicanos por su magnifica actuación, también hubo quien aportó poco o incluso nada para el triunfo histórico ante los centroamericanos.

Dos jugadores han dejado clarísimo que no tienen ya el nivel que se requiere para formar parte de la selección: Óscar Pérez y Jared Borgetti. El "Conejo" tuvo varias salidas inseguras por alto y se le debe de acreditar al 100% el gol de Wanchope, en un error inaceptable para un portero de su supuesta capacidad.

Nos parece que así como Jorge Campos fue un lastre en la Eliminatoria rumbo al Mundial de Corea-Japón 2002, en este momento de igual forma el "Conejo" viene a ser más un problema que una ayuda. Quizás sea hora de que arqueros como José de Jesús Corona o Guillermo Ochoa tengan sus oportunidades. Y por favor, ya que no se saque el cuento de que se precisan solamente de arqueros con experiencia. Iker Casillas fue al Mundial del 2002 como titular de la Selección Española y tenía 21 años.

Obviamente que el titular indiscutible en el arco debe ser Oswaldo Sánchez que es, por mucho, pero muchísimo, el mejor portero mexicano en el actual momento... pero Ochoa o Corona deben ser quienes estén detrás. ¿Cuándo se van a desarrollar?, ¿cuándo tengan treinta años?, ¿y cuántos errores más del "Conejo" habremos de aguantar?

El caso de Borgetti es igualmente severo. Jared falló ante Costa Rica una oportunidad sencillísima, su movilidad ya es muy escasa y a ratos, viene también a ser una carencia, un problema más que una respuesta.

Aquí igualmente parece que es hora de abrir la puerta a talentos jóvenes como Rafael Márquez Lugo. Es hora de que vayan tomando experiencia y es que Jared ya no tendría nada, absolutamente ninguna cosa que hacer en un Mundial.

CUAUHTÉMOC

Es cierto que quizás todos imaginábamos un Cuauhtémoc lucidor y brillante, pero me parece que para venir saliendo de una lesión y no haber tenido mucha actividad con el América por eso mismo, Blanco hizo un buen partido.

Nos regaló una "cuauhtemiña" y varios lances de buena factura, incluyendo ese disparo, a pase del "Kikín", que a punto estuvo de convertirse en gol. Blanco es un "crack" y normalmente los jugadores talentosos no necesitan de notarse todo el encuentro, a veces solamente hace falta que hagan una jugada para que cambien el rumbo de un desafío.

HAY QUE CUIDAR A RAFA

Definitivamente, salvo el caso de los encuentros ante Estados Unidos, Rafael Márquez no debe ser convocado para los juegos ante Guatemala, Panamá ni el restante ante Costa Rica en México.

La razón es muy simple, se está corriendo un riesgo al exponer a Rafa a una entrada como las que le hicieron ayer los ticos, lo que le acarrearía una lesión que podría truncar su excelente campaña en España y aún su magnifica carrera en Europa.

Creo que tras las entradas que le hicieron Ronald Gómez y especialmente la de Rolando Fonseca, todos contuvimos la respiración, esperando que Rafa se recuperara.

Recordemos que Márquez tiene mucha competencia en Barcelona. Además de Motta y Edmilson, que regresarande sus lesiones en unas cuantas semanas, ahora ya también está el caso de Albertini. No hay porque ponerlo a correr riesgos innecesarios. Insisto, excepción hecha de los juegos ante los norteamericanos, los restantes duelos se pueden encarar sin Rafa y no habría ningún contratiempo.

Por cierto, vale la pena destacar la gran labor hecha ayer por Hugo Sánchez, el central de los Tigres. No es un jugador lucidor ni mucho menos, pero tiene una eficiencia enorme y nos parece que es un talento que quizás pocos noten, pero que el miércoles y en otros partidos ha tenido un muy buen desempeño.

AHORA EL OTRO ESTIGMA

Se acabó el fantasma de Costa Rica, pero el siguiente partido presenta otra "jettatura" igual: la de los Estados Unidos.

En los últimos diez años, solamente hay un triunfo en partidos oficiales y en tiempo regular ante los norteamericanos en el Azteca: la victoria de 1-0 en la eliminatoria del mundial 2002, en el primer juego de Javier Aguirre con México.

Hay otra más, pero ésta fue con gol de oro, 1-0 también, en la Copa Confederaciones de 1999. Urge que México vuelva a imponer sus condiciones ante los estadounidenses, que si bien tienen un nivel ostensiblemente mayor al de los ticos, tampoco son una potencia mundial y ni siquiera del continente.

Es cierto que como se repite una y otra vez, "las distancias se han acortado", pero nuestra Selección debe luchar por acortar distancias con las potencias y evitar que los rivales de su zona hagan esto con nosotros.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas