Centrales desplazados

Estadio Emirates, miércoles 7 de marzo. Carlos Salcido celebraba con sus compañeros y el público la sorprendente victoria del PSV Eindhoven sobre el poderoso Arsenal inglés. Con mucha suerte y...

Estadio Emirates, miércoles 7 de marzo. Carlos Salcido celebraba con sus compañeros y el público la sorprendente victoria del PSV Eindhoven sobre el poderoso Arsenal inglés. Con mucha suerte y bastante oportunismo, el Campeón holandés había dejado fuera a uno de los equipos más poderosos de Europa.

Al final del encuentro hablé un rato con Carlos; estaba contento pero sabía que la clasificación no había sido obtenida de la mejor manera. Su equipo había sido dominado y sólo las increíbles fallas del Arsenal frente al marco habían terminado por consumar la hazaña holandesa.

No me lo dijo, pero el propio Salcido tampoco estuvo bien en el juego, fue tomado varias veces fuera de posición, los centros lo rebasaban constantemente y marcar al togolés Adebayor, veinte centímetros más alto que él, fue una verdadera pesadilla. En general, el mexicano sufrió mucho, a diferencia del partido de ida, en el que quizá fue el mejor sobre el terreno.

¿Por qué tal cambio entre un juego y otro? Muy simple, en Holanda Salcido jugó como lateral; en Londres, como central. El juego del miércoles pasado confirmó una sospecha que me había surgido en estos meses en Europa: los centrales mexicanos, tan efectivos en la línea de 5 de La Volpe, no lo son tanto con cuatro en el fondo. Pero, por otro lado, se convierten en excelentes exponentes en otras posiciones del terreno.

Osorio ha jugado todo el torneo en Alemania como lateral derecho. Se ha convertido en uno de los mejores de su posición en la Bundesliga y en artífice de la buena campaña del Stuttgart. Sus recorridos por la banda impresionan a los medios alemanes y los aficionados lo adoran.

Salcido alterna la central con la lateral izquierda en el PSV. En la liga holandesa puede jugar en el eje de la defensa porque su equipo tiene poca competencia. Pero la posición en donde realmente destaca es por la banda. En el partido frente al Arsenal, siempre se le sintió más cómodo con la pelota que sin ella. Y físicamente es un portento, capaz de desbordar los 90 minutos y regresar a toda velocidad para recuperar terreno, ha ganado por lo menos 4 kilos de masa muscular desde que dejó el país y un traspaso a la Premier League parece muy cercano… como lateral izquierdo.

Rafa Márquez lleva ya un par de meses jugando como contención en el Barcelona. Rikjaard lo prefiere ahí por su manejo de la pelota y su visión de campo, pero también porque recientemente ha cometido algunos errores que han costado goles. Márquez es un futbolista prodigioso, capaz de jugar en cualquier parte del terreno, y volverá a la defensa central pronto, pero por ahora, su posición está en la media.

Así, no deja de sorprender que los tres jugadores que formaron una de las mejores defensas centrales en Alemania 2006 jueguen ahora en otras posiciones en sus equipos. Y también es materia para el análisis en el nuevo proceso del Tricolor. A Hugo Sánchez le gusta la línea de 4, está claro, y también es evidente que sus 3 pilares defensivos rinden mucho menos en ese esquema si juegan como centrales.

La lógica indica, entonces, que Hugo los tendrá que acomodar de otra manera. Salcido como lateral izquierdo, Osorio por la derecha y Márquez se quedará como central, porque Pardo puede cubrir perfectamente la media de contención. Faltaría entonces un defensa central para completar la zaga, si México encuentra al indicado tendríamos, ahora sí, a una de las mejores defensas del mundo, con línea de 5 o línea de 4. ¿Quién tendrá las condiciones para sumarse a estos grandes?

NOTA FINAL: Les agradezco a todos por sus mensajes en el foro la semana pasada. Me da gusto que el tema de los estadios haya servido para hacer ruido y generar reflexión, que se extendió incluso a otros espacios, como los foros de BigSoccer. Ojalá que este espacio siga sirviendo como lugar de análisis futbolero, que es la pasión que compartimos todos.

Opina de esta columna aquí.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas