El futuro de Giovani

Todo es miel sobre hojuelas en la vida de el mejor prospecto mexicano del momento. Cada vez juega más tiempo en el Barcelona y es ya un fijo en las convocatorias de Hugo Sánchez. Su primer gol...

Todo es miel sobre hojuelas en la vida de el mejor prospecto mexicano del momento. Cada vez juega más tiempo en el Barcelona y es ya un fijo en las convocatorias de Hugo Sánchez. Su primer gol oficial como profesional parece ser cuestión de tiempo, y ojalá que lo marque contra Nigeria en el partido del domingo.

Es además, un chico inteligente y centrado. Cuando habla, no parece tener 18 años, sino muchos más. Tiene carácter y no le da miedo arriesgar declaraciones, además es sencillo y es muy raro que se niegue a detenerse cuando un medio le pide una entrevista.

Parece el elemento perfecto para convertirse en símbolo de su club y pasar con él lo que le queda de carrera. ¿O no? Con todo y lo que antes les escribí, el futuro de Gio con el Barcelona es bastante más incierto de lo que uno podría imaginarse.

No sería descabellado que el año próximo lo veamos vestido de azul, corriendo por la cancha de Stamford Bridge y enfrentando al Manchester United, incluso si, por donde se le vea, esa no es una buena idea.

El Chelsea está interesado en Giovani. Y no es algo pasajero. Es firme y los ingleses están dispuestos a las últimas consecuencias para llevárselo. La razón esencial es que el jugador cambió de agente hace poco. En lugar de Enrique Nieto, ahora lo representa Pini Zahavi, el representante más poderoso del mundo e íntimo amigo de Roman Abramovich, dueño de los Blues.

Una vez que se libró de Mourinho, Abramovich tratará de cumplir su sueño, que es ver al Chelsea como un equipo ofensivo y espectacular, que busque en primer lugar anotar y después no recibir goles. Sabih le ha estado insistiendo en que Giovani es el mejor talento para el futuro, y el ruso podría ofrecer hasta 30 millones de euros por él.

¿Y el Barcelona lo dejará ir? Es posible. Hay una parte de la Directiva del equipo catalán que considera que Gio está sobrevalorado y que Bojan Krkic será mejor jugador que él. Así que, en el caso de que se produzca la gran oferta del Chelsea, existe una posibilidad de que sea aceptada.

Lo que sí está claro es que no sería una buena idea para nadie. Giovani llegaría a un club sumido en el caos, con un dueño protagónico y una inestabilidad impresionante. El Barcelona, por su parte, estaría dejando ir a un gran prospecto de 18 años para mantener a un veterano de 30 como Henry, y a un jugador como Ronaldinho que, por más bueno que sea, siembra dudas con respecto a si algún día recuperará su nivel de antaño.

Habrá que esperar a ver qué pasa, pero por lo pronto disfrutemos de Giovani en los partidos contra Nigeria y Guatemala. Y que el futuro nos muestre el camino.

Opina de esta columna aquí.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas