Cinco claves para ganar la Final

Cómo me hacía falta visitar CU. Después de ir años y años cada quince días, catorce meses sin pisar el México 68 parecieron una eternidad. Es cierto, tuve la gran fortuna de ir a muchos otros...

Cómo me hacía falta visitar CU. Después de ir años y años cada quince días, catorce meses sin pisar el México 68 parecieron una eternidad. Es cierto, tuve la gran fortuna de ir a muchos otros recintos europeos, pero la cancha de Pumas, sus símbolos y su gente, tienen algo distinto (supongo que es porque es mi equipo, pero de cualquier modo fue una sensación que ya extrañaba).

En cuanto al partido, fue mucho más apretado de lo que esperaba, aunque tampoco tan malo como muchos dicen. Como vi muy poco a los dos equipos en la temporada creo que puedo hacer un análisis un poco más claro de lo que pasó, sin tener como referencia otros encuentros.

Por ello, en la columna de hoy mencionaré cinco claves que cada uno de los equipos tendría que cumplir para ganar el partido en Cancún y, por ende, convertirse en Campeón del futbol mexicano. Empecemos con el Atlante, que será local.

1.- Atacar. Es algo que se ha repetido hasta el cansancio, pero los Potros jugaron demasiado atrás en CU. Y la apuesta les salió bien, aunque tuvieron bastante suerte. Si Vilar no hubiera salido en un gran día se podían haber comido un par de goles. En la vuelta, esa actitud debe cambiar.

2.- Darle la pelota a Bermúdez y Maldonado. Ésta es consecuencia de la anterior. Viendo al Atlante, queda claro que es un equipo de 8 obreros y 3 genios. El jueves, el único que estuvo a la altura fue el portero argentino. Y no porque los otros hubieran estado mal, sino porque el balón les llegó muy pocas veces.

3.- Neutralizar a Scocco. Esa fue una de las cualidades fundamentales de los Potros en el partido de ida. El creativo argentino de Pumas casi nunca estuvo cómodo y en consecuencia, pesó poco en el partido. Los azulgranas tienen que atacar pero sin dejarle huecos al "10" rival.

4.- Jugar con el clima. Por lo visto en el primer partido, Atlante es un equipo muy táctico, que sabe que un buen orden te ahorra correr kilómetros y kilómetros. En Cancún, con calor y humedad, los Potros tienen que, además, hacer que los Pumas –un equipo de mucho más desgaste- se cansen. En una serie tan pareja, los últimos minutos suelen ser claves, y tener la ventaja física en ese lapso será fundamental.

5.- Tener calma. Con todo lo bien que han jugado en este torneo, la mayor parte de los jugadores atlantistas son novatos en finales del futbol mexicano. Y ahí llevan desventaja. Así, tienen que saber aguantar la presión, sobre todo si las circunstancias le son adversas en el inicio del juego.

Ahora vamos con Pumas.

1.- Jugar más por el centro. En el primer partido, los universitarios abusaron del ataque por las bandas. Barrera, en el primer tiempo, y Sambueza en el segundo, tocaron más la pelota que cualquier otro jugador en el terreno. Y, en contraparte, los auriazules no hicieron una sola pared por el centro, lo que facilitó el trabajo de la defensa rival.

2.- Ser impredecibles. Esta tiene que ver con la anterior. En el encuentro, el "Tuca" no hizo ajuste alguno, ni siquiera táctico. Pumas jugó igual del minuto 1 al 90 y sólo encontró claridad casi al final, a partir de su ímpetu y el cansancio del Atlante. Meter a Iñiguez hubiera sido interesante, o pedirle a Scocco que se tirara más por banda para abrirle espacio a Leandro.

3.- Darle la pelota a Scocco. Pumas tiene que buscar a su creativo argentino. En el primer juego, las pocas veces que apareció fueron las más peligrosas del ataque universitario. Así, la clave estará en que participe más en el juego. Tanto que lo busquen sus compañeros como que él se meta entre las ordenadas líneas de los Potros.

4.- Invitar a salir al rival. Con su juego de desgaste y presión los Pumas controlaron por completo el partido, pero se encontraron con una defensa rival muy bien plantada. En el partido de vuelta sería interesante que cedieran un poco la iniciativa para generar espacios a la contra y así aprovechar la gran velocidad de sus atacantes.

5.- Jugar con la experiencia. Pumas todavía tiene a varios jugadores que saben lo que es ganar un título. Esta situación me recuerda un poco a la de la final en Monterrey, y los Leandro, Castro o Bernal tienen que tomar ese partido como referencia para poder manejar el ritmo del encuentro y dar la estocada cuando llegue el momento.Opina de esta columna aquí.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas