Ideas sobre el próximo lunes

Ya se ha escrito hasta el cansancio la importancia de lo que va a pasar el lunes. El problema es que es no hay manera de evadir el tema. Así es que, dos días antes del final del ciclo Hugo...

Ya se ha escrito hasta el cansancio la importancia de lo que va a pasar el lunes. El problema es que es no hay manera de evadir el tema. Así es que, dos días antes del final del ciclo Hugo Sánchez, decidí analizar algunos aspectos esenciales de lo que está pasando.

En el párrafo anterior dije "el final del ciclo Hugo Sánchez" porque, salvo una circunstancia sorprendente, eso es lo que va a suceder. Catorce de los dieciocho dueños de los equipos están convencidos que debe haber un cambio. Los que opinan lo contrario son las tres escuadras de Televisa y Pumas.

Por ello, desde la semana pasada lo di por hecho. Siete días más tarde, aunque con menos "calentura" por la eliminación olímpica, quienes controlan el futbol mexicano siguen con la misma idea. Aunque aún podría haber un cambio sorprendente en el guión, orquestado por Emilio Azcárraga Jean.

El dueño de Televisa aún no ha hablado, y su opinión será fundamental en la junta de dueños. La clave va a estar ahí: si decide no presentar oposición al cambio, será cosa juzgada, en caso contrario, entonces podría haber una buena lucha de poderes para decidir lo que sucede con la Selección Mexicana.

Aunque no sucederá, el lunes también tendría que analizarse el trabajo de todos los involucrados en el proceso de la Selección. Si se considera que la era Hugo fue un fracaso, en él también tienen que estar incluidos los que decidieron que él fuera el entrenador. Tiene que hacerse un balance general y tomar las medidas pertinentes.

Sobre los posibles reemplazos, tres noticias me llaman la atención. La primera es la declaración de la Directiva del Toluca sobre la libertad total de Néstor Pékerman en caso de que quisiera tomar el cargo. Es un alivio. La segunda es la casi segura salida de Luiz Felipe Scolari de la Dirección Técnica de Portugal tras la Euro. Eso convierte a Felipao en el segundo gran candidato. La tercera es el anuncio de Louis van Gaal de que va a dejar el AZ Alkmaar en verano. Con él se completa la tercia.

Hay algunos otros nombres en los que valdría la pena pensar, aunque difícilmente en la Federación se haya acordado de ellos. Arrigo Sacchi está sin club, lo mismo que el español Víctor Fernández y el francés Jacques Santini, aunque el que más me gusta de estos buenos entrenadores sin tanto cartel es el ex técnico del Valencia Quique Sánchez Flores. Valdría la pena que les echaran un telefonazo por lo menos para conocerlos y saber un poco más.

Por último, por lo que escribí hace dos columnas me han insistido en que yo estoy "a capa y espada" con Hugo Sánchez, cuando lo que dije es que, a pesar de la buena relación que tengo con él, tenía que hacerse responsable de sus palabras y darse cuenta que, en caso de desastre en el Preolímpico, iba a tener que asumir las consecuencias.

Para ser claro, mi postura es la siguiente. Yo crecí viendo a la Selección de Mejía Barón ganando cuanto partido tenía enfrente. Los amistosos eran trámite y el Mundial se veía con esperanza. Después vi al equipo de Lapuente encantar en el Mundial 98 y la Confederaciones. Eran equipos que daban seguridad y alegría.

También me tocó la nefasta era Meza, y los fracasos constantes en todos lados. Y el miedo a no poder calificar en Concacaf. Ahora tengo ese miedo otra vez, y no es buena señal. Entiendo que la situación no puede seguir así y quiero de nuevo a un equipo que me impresione y me dé la tranquilidad de que nos podemos parar y ganarle a cualquiera. Porque jugadores tenemos para hacerlo.

Creo que, como están las cosas, lo que siga del ciclo Hugo Sánchez va a estar marcado por el rechazo popular, bien justificado por el desastre Preolímpico. Y la selección va a vivir una presión que no la va a ayudar nada en los compromisos que siguen.

Considero que, por el bien de todos, Hugo incluido, tiene que haber un cambio. Pero siempre y cuando sea por uno de los técnicos de los que he hablado. Pekerman, Scolari o Quique Sánchez me harían feliz. Para poner a Meza o a Arias francamente creo que mejor seguir como estamos.

Opina de esta columna aquí.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas