Tiempos de cambios

Estoy escribiendo la columna desde el Camp Nou entre los silbidos del público. El Barcelona empató con el Espanyol en uno de los Clásicos más desesperantes de los que se tenga memoria. Al mismo...

Estoy escribiendo la columna desde el Camp Nou entre los silbidos del público. El Barcelona empató con el Espanyol en uno de los Clásicos más desesperantes de los que se tenga memoria. Al mismo tiempo, el Atlético está perdiendo sus posibilidades de Champions como local ante el Betis.

Qué mala noche. Y de los mexicanos tampoco se puede hablar muy bien hoy. Giovani, que había empezado a dar promisorias muestras de mejoría, hoy estuvo impreciso y alocado. Rafa entró un rato de cambio en el segundo tiempo, y no lo hizo mal, pero a causa de las lesiones parece cada vez menos imprescindible en el equipo.

En cuanto a Javier Aguirre, la derrota lo deja en un momento delicado. Si el Racing o el Sevilla ganan mañana lo desbancan del cuarto sitio y de la entrada en Champions. Y si el Atlético no va a la competencia más importante de Europa el “Vasco” perderá el puesto, así de simple.

El verano va a ser tiempo de cambios para los mexicanos en Europa. Y no sólo de los tres que he mencionado sino de todos en general. Con pocas excepciones, todo parece indicar que nos tendremos que acostumbrar a comprar otras camisetas, apoyar otros equipos y mirar otras ligas.

La situación de Márquez en el Barcelona es una incógnita. En la semana hablé con un directivo del equipo y dice que es posible que salga, aunque tienen que reunirse varias condiciones, todas posibles. La primera, que el equipo encuentre a otro central de garantías. El argentino Ezequiel Garay, que era el principal candidato, ya no convence y ahora están peinando Europa para conseguir a alguien más.

Después, que llegue una oferta correcta. Rafa vale 10 millones de euros. Si el Milán o el Inter pagan, entonces se irá. La tercera será el número de bajas en general que tenga el equipo. Los directivos quieren renovar, pero no deshacer el plantel. Si se van más de cinco jugadores, entonces es probable que el mexicano se quede.

El futuro de Giovani está totalmente ligado al de Frank Rijkaard. Si el técnico azulgrana se va, como todo parece indicar, entonces Dos Santos podría irse también. Las condiciones son prácticamente las mismas que las de Rafa, aunque Gio podría irse un año a préstamo a la Premier, concretamente al Manchester City o al Tottenham.

El mismo directivo me dijo que lo de Guardado no es una volada periodística. Es un jugador que gusta mucho en Barcelona y tratarán de traerlo, aunque no por los 20 millones de euros que vale su cláusula de rescisión. Si el Depor acepta venderlo por 12 entonces la posibilidad se vuelve muy sólida.

La situación de Aguirre la conocemos. Pero que se vaya del Atlético no significa que dirija a México. El “Vasco” está muy contento en España y no quiere volver al país, y eso se lo dejó muy claro a Decio de María. Para que regrese a dirigir a la selección tendría que quedarse sin ofertas en Europa, y aún así podría tomar vacaciones.

Es prácticamente un hecho que Carlos Salcido deje al PSV. Su ciclo en Eindhoven se cerró y los directivos del club le quieren sacar una buena tajada, sobre todo porque su actuación en la segunda mitad del torneo no ha sido tan buena como en el año y medio anterior.

Carlos Vela irá al Arsenal. A Arsene Wenger le encanta su estilo de juego y quiere, a como dé lugar que juegue en el equipo. Su caso depende de que obtenga el pasaporte o el permiso de trabajo en Inglaterra. Pero el equipo de abogados de los Gunners ya está moviendo sus influencias para que le den una excepción especial.

Lo de Nery Castillo es una incógnita. No lo quieren en el Shakhtar y tampoco ha hecho gran cosa en Manchester. Le quedan seis meses de préstamo en la Premier, aunque su futuro dependerá de los refuerzos de los celestes para el próximo torneo.

Podría haber sorpresa en el caso Ricardo Osorio. El defensa mexicano no ha sido indiscutible en Alemania este torneo pero tiene buen cartel. En cuanto a Pável, se ha vuelto un símbolo absoluto y tiene pocas posibilidades de moverse.

Galindo, Moreno y Franco se quedarán donde están tras temporadas bastante sólidas. De Nigris podría haberse movido si seguía anotando goles, pero le ha costado adaptarse a su nuevo equipo y se mantendrá ahí un año más.

Y ojo con Jonathan dos Santos y Bryan Leiva. El hijo menor de Zizinho tiene que consolidarse en el Barcelona B el próximo torneo si no quiere ser transferido, y Leyva, nacido en Chihuahua y criado en Estados Unidos, podría debutar con el Lille de Francia, equipo en cuyas fuerzas básicas milita desde hace seis meses.

Opina de esta columna aquí.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas