La culpa es de la prensa

Esa frase, que a veces sueltan jugadores, técnicos o directivos suele poner los pelos de punta a los periodistas. "¿Cómo se atreven?", es la primera reacción. "Están buscando pretextos", la...

Esa frase, que a veces sueltan jugadores, técnicos o directivos suele poner los pelos de punta a los periodistas. "¿Cómo se atreven?", es la primera reacción. "Están buscando pretextos", la explicación. Normalmente, los que trabajamos en el medio nos consideramos intocables.

En realidad, lo que sucede es que los periodistas aceptamos nuestra influencia cuando nos conviene y la descartamos cuando no. Si nuestro diario tira cientos de miles de ejemplares lo destacamos orgullosos pero un jugador denuncia que pusimos a los aficionados en su contra, reaccionamos indignados.

Yo estoy convencido que los periódicos (y televisión y radio, claro) tienen muchísimo qué ver en las decisiones que se toman en el futbol actual. Y para muestra, un caso que he seguido muy de cerca en los últimos meses.

La prensa deportiva catalana (y la española en general) es infame. Exagera siempre, en las buenas y en las malas. Acusa sin bases y publica cualquier cosa. ¿Objetividad? Ni soñarlo. Los dos periódicos son del Barcelona a morir. ¿Análisis? Sólo de algunos columnistas. Quienes escriben, en general, son aficionados con grabadora.

Al día siguiente del Barcelona-Real Madrid, el titular de Sport fue "no merecéis poneros los colores azulgrana". Tenía razón. Hace mucho que el equipo no hacía un ridículo como tal. El diario anunció una limpia de 14 jugadores que han fracasado en el torneo, entre ellos Márquez y Gio.

A lo largo del año, la prensa ha especulado con los posibles culpables del desastre culé. Ronaldinho, su hermano Deco, Rijkaard, Rafa, Laporta encabezan una lista interminable. Pero los periódicos nunca han hecho ni un poco de autocrítica.

Henry llevaba una producción decente hasta que los periódicos se empezaron a meter con él. Después fue un desastre. El equipo estaba cerca del Real Madrid y no jugaba tan mal hasta que la prensa empezó una campaña donde la palabra "crisis" se repetía sin cesar, y se especulaba ya con los sucesores de Rijkaard y los nuevos fichajes.

Se van 14 jugadores… ¿cuántos periodistas? ¿Por qué nadie echa a quienes anuncian fichajes inventados o quienes se equivocan todo el tiempo en las tácticas, o a quienes les da flojera buscar la información correcta?

Para terminar con el ejemplo español y pasar a México, vamos a Madrid. En el Mundial 2006 Marca sacó un gran titular "vamos a retirar a Zidane". Los amigos del astro francés lo leyeron. Consecuencia o no, Zizou se tiró un partidazo y eliminó a España. ¿Disculpa de Marca al día siguiente? Para nada.

En nuestro país es exactamente lo mismo. En la prensa deportiva (y en toda en general) hay muchísima competencia, y eso obliga a tratar de ganar siempre la nota. Y eso equivale a inventar, golpear por golpear, hacer campañas, inventar ídolos, enterrarlos, y una larga lista de etcéteras. Todo por ganar rating o vender diarios.

El futbol es pasión y no se puede pedir objetividad, pero por lo menos sí fundamentación. Y no quiero contarles la cantidad de notas inventadas que se ven en la televisión o en los periódicos, sin hablar de las entrevistas "voladoras", como se les conoce en el medio.

Es normal (aunque no ético) que eso suceda, pero a veces se podría agradecer un poco de humildad y menos autoelogio. En marzo que estuve en México, en el medio tiempo de la transmisión de un partido de liga, apareció el análisis de un gol de la Champions con la "Tecnología Televisa Deportes".

Era, ni más ni menos, que la grabación de un gol del juego de PC Football Manager, para el que yo trabajo. Los "técnicos" de la televisora sólo tuvieron que repetir y repetir un partido hasta que saliera una jugada parecida y luego insertarle una imagen real para "comparar". Al final dijeron "tecnología exclusiva europea a su alcance", claro y al de cualquier aficionado que pague 29.95 dólares para bajarlo de Internet en www.sigames.com.Opina de esta columna aquí.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas