Nery y las malas decisiones

Siempre he pensado que una de las grandes cualidades en un futbolista es saber tomar las decisiones adecuadas en el momento correcto. De hecho, dar el pase justo, tirar cuando es necesario, o...

Siempre he pensado que una de las grandes cualidades en un futbolista es saber tomar las decisiones adecuadas en el momento correcto. De hecho, dar el pase justo, tirar cuando es necesario, o dejar pasar una pelota, es lo que separa a los grandes jugadores de los futbolistas promedio.Pero la capacidad de decidir bien no sólo se limita al terreno de juego, también es muy importante hacerlo fuera. El club o el país equivocado puede ser una tumba. Y, a lo largo de la historia, hay innumerables historias de malas decisiones que llevan al desastre a jugadores con mucho talento.Nery Castillo es el ejemplo perfecto. Es uno de esos dramáticos casos en los que las decisiones son tan malas dentro de la cancha como fuera de ella. Y, de ser uno de los prospectos más importantes del futbol mundial, ahora corre el riesgo de pasar su segundo año consecutivo calentando la banca en un club promedio.En la cancha, el delantero mexicano tiene dos caras muy marcadas.Cuando funciona por instinto es un crack. El gol que le anotó a Brasil en la Copa América fue pura viveza. Sin tener un segundo para pensar, controló la pelota, hizo un globo y definió como un crack.La otra cara es cuando tiene un segundo para decidir. Ahí siempre toma la opción equivocada. Decide conducir y driblar cuando tiene que tocar. De hecho, siempre conduce o dribla y toca muy pocas veces. Cuando lo hace, en general es al compañero equivocado. Nery vive en la precipitación. Fuera de la cancha es lo mismo. Haber firmado por el Shakhtar Donetsk no sólo ha sido la peor decisión de su carrera, sino que parece ser la que también enterrará su futuro. ¿Cómo se le ocurre irse a congelar a Ucrania a un equipo de medio pelo en el panorama internacional?.Después de hartarse entre el frío y la falta de comunicación se fue a Inglaterra en donde sufrió el hecho de estar fuera de ritmo. Y una vez que Sven Goran Eriksson dejó el Manchester City, ahora tampoco entra en planes del equipo celeste.La solución parecía llegar de las manos del Betis de Sevilla. Regresar a un lugar con clima cálido, en donde hablan español. Un sitio en el que su juego de velocidad y drible podía florecer. Pero, una vez más, las decisiones pasadas regresan para atormentar su futuro.El Shakhtar Donesk bloqueó el traspaso por causa de una opción de compra. Los ucranianos se han portado tan caprichosamente como Nery durante su estancia con ellos. En realidad, el error fue haberse ido para allá desde el primer momento. Ahora, el delantero estará congelado, literal y figuradamente, por la próxima temporada.Sería bueno que Castillo se pudiera salir de algún modo de esa prisión. Por su bien y por el del futbol mexicano que tiene pocos jugadores con su talento. Pero ojalá que la experiencia le sirva a él para aprender en la vida. Y que otros jugadores mexicanos se reflejen en ese espejo y tomen las decisiones adecuadas cuando se les presenten las oportunidades.Opina de esta columna Aquí.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas