Los peligros del extranjero

Hasta hace unos cuantos meses, yo me alegraba cada vez que un mexicano salía a Europa. De hecho, antes de que eso sucediera, fui uno de los principales promotores de que nuestros futbolistas...

Hasta hace unos cuantos meses, yo me alegraba cada vez que un mexicano salía a Europa. De hecho, antes de que eso sucediera, fui uno de los principales promotores de que nuestros futbolistas probaran su nivel en las mejores ligas del mundo.

La lógica indicaba que eso serviría para aumentar su nivel y, por ende, el de la Selección Nacional. Además, como sucede en Argentina o Brasil, la salida de los mejores obligaría a los clubes a buscar en sus Fuerzas Básicas que así generarían a otros tan buenos como ellos.

No he cambiado de opinión. Sin embargo, me parece que, por lo menos en el corto plazo, la emigración ha traído algunos problemas importantes que nuestro balompié está sufriendo en este momento.

El primero está perfectamente a la vista. En el pasado, una de las grandes ventajas que tenían los técnicos de la Selección Mexicana era la posibilidad de contar con casi todos sus jugadores en el momento que quisieran. Sus integrantes  se conocían de memoria de tantos partidos que habían jugado juntos. De hecho, hasta los juegos "moleros" en Estados Unidos tenían esa ventaja.

Ahora eso se ha convertido en un problema. Con tantos jugadores en Europa y muy poco tiempo para estar juntos (sumado al caos de entrenadores propiciado por nuestros directivos), al técnico nacional le cuesta muchísimo trabajo explicar su filosofía a sus dirigidos, y el poco tiempo de trabajo se refleja en la cancha.

Por otro lado, los jugadores están hartos de los viajes de 20 horas para jugar en canchas horribles y climas extremos. Más allá de que siempre debe ser un honor jugar para la Selección, el jet lag y los largos vuelos sí se resienten, y no sorprende que nuestros futbolistas sufran cada vez que ven venir un partido de la Selección.

Este último punto, sin embargo, tiene una solución "sencilla". En teoría, la Selección genera cientos de millones de dólares. ¿Por qué no usar algo de ese dinero para comprar un avión, o por lo menos rentarlo, que tenga todas las comodidades posibles? Eso hace Brasil y le funciona. Estaría bien que a nuestros directivos se les prenda el foco por una vez.

De otro modo, que a nadie sorprenda que después del Mundial 2010 haya un racimo de jugadores importantes que anuncien su retiro de la Selección, encabezados por Rafa Márquez y Carlos Salcido.

Un tercer aspecto importante que ha provocado nuestra "fuga de talentos", tiene que ver con el nivel del campeonato local. Durante mucho tiempo me ponía de mal humor cuando nuestra fabulosa prensa decía que el campeonato mexicano era mediocre sólo porque no había equipos dominantes.

Sin embargo, estos últimos torneos sí han estado muy por debajo del nivel habitual. Y es lógico. Si se te van 13 de tus mejores jugadores, sin contar a los extranjeros de buen nivel que han abandonado la liga últimamente, es lo más normal que la calidad disminuya.

Y no soy sólo yo quien lo piensa. Los ratings de televisión están cada vez más bajos y el entusiasmo por esta Liguilla es mucho menor de lo habitual. No es de sorprenderse cuando el gran fenómeno de esta fase final es un jugador de 36 años que estaba exiliado en la Major League Soccer.

Como con todos los otros puntos que he mencionado, me parece que esta situación es transitoria. Poco a poco los futbolistas mexicanos empezarán a acostumbrarse a debutar antes y rendirán más pronto. Y así el nivel de la liga mexicana volverá a apuntar hacia arriba.

Creo que, en general, en el ansia por avanzar y alcanzar a los grandes países del futbol mundial hemos perdido algunos de los factores que nos permitían competir contra ellos -aunque casi siempre perdiendo- y estamos padeciendo las consecuencias en este momento.

Pero también creo que es un problema que se arreglará a mediano plazo. Por el momento no nos queda más que aguantar y mantenernos convencidos de que la exportación es la mejor solución aunque, por ahora, la selección no juegue bien y tengamos que soplarnos partidos infumables en el torneo local.Opina de esta columna aquí.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas