Aguirre tiene razón… en parte

Como saben si han seguido este espacio, en general no me gusta tratar temas de los que se ha escrito hasta el cansancio, pero en este caso haré una excepción porque me concierne directamente.

La columna de hoy estaba planeada para hablar del resurgimiento de los delanteros mexicanos. Tras seis jornadas del campeonato, seis de los siete mejores goleadores del certamen son aztecas, al punto que, para los "choco-partidos" con jugadores locales, Javier Aguirre tendrá un rompecabezas para seleccionar a sus delanteros. Pero ese análisis tendrá que esperar para mejor ocasión, por las declaraciones del propio "Vasco" a la Cadena Ser española. Como saben si han seguido este espacio, en general no me gusta tratar temas de los que se ha escrito hasta el cansancio, pero en este caso haré una excepción porque me concierne directamente. Hace tres años y medio tomé la decisión de dejar el país para vivir en Europa. Tenía una buena oportunidad de trabajo y era un momento perfecto para mi crecimiento profesional. Pero también tuvo que ver que la situación de México se deterioraba día con día. Eran los tiempos postelectorales del 2006, con el caos reinante, más la amenaza del narcotráfico, siempre latente y cada vez más importante. En este periodo en que he vivido afuera, me he dado cuenta de la diferencia de calidad de vida que existe en algunos países del extranjero con respecto al nuestro. No tengo que usar el coche, puedo regresar a mi casa en la madrugada sin temor a ser asaltado. Vivo con menos comodidades, eso sí, pero más tranquilo. Al mismo tiempo, el año pasado fue asesinado un gran amigo en la Ciudad de México el cruce entre Viaducto y Monterrey. Sin razón alguna. Un tipo lo quiso asaltar en el coche y como él aceleró, le tiró un balazo en la cabeza. Le podría haber pasado a cualquiera, y esas cosas son las que te hacen pensarlo dos veces a la hora de decidir volver. Que no se confunda, amo a México y volvería en las condiciones adecuadas, pero eso no me ciega para entender que en otros países se vive mejor. Por ello, entiendo perfectamente lo que dijo Aguirre. Él vivió en España, ahora está en Miami. El "Vasco" volvió en las condiciones adecuadas y, una vez cumplido su compromiso profesional (después del Mundial) no me parece nada extraño el que quiera volver a Europa, por razones personales y profesionales. Además, con todo, no fue una declaración de "yo estoy en Europa y ustedes no" al estilo Nery Castillo. Con la honestidad que lo caracteriza, dijo lo que pensaba, y punto. Y eso no lo hace querer menos al país, o hacer peor su trabajo con la Selección. Y también me gustaría saber cuántos de los que ahora lo acusan de malinchista no harían lo mismo en las mismas circunstancias. Por cierto, que no se olvide que millones lo hacen, yendo a Estados Unidos, por razones similares aunque, por supuesto, más apremiantes. Ahora, me parece que el momento y el lugar de esas declaraciones no fue el correcto. Por más razón que tenga, hacerlo unos meses antes del Mundial en una cadena de radio española significan una buena parte de la polémica que se ha generado por sus declaraciones. Hubiera sido más simple esperar a que termine el Mundial, no renovar el contrato e irse al extranjero. Nadie hubiera dicho nada y Javier se hubiera ahorrado una polémica que no ayuda a nadie. Y, del mismo modo, pareció desafortunado el tono de las declaraciones en las que se refiere a las posibilidades de México en el Mundial. Una vez más, el contenido es cierto. Tendría que suceder un milagro para que nuestra Selección fuera campeona del mundo, e incluso semifinalista. Pero por la manera en que fue dicho, suena como una afrenta a la sensibilidad de los aficionados. Por otro lado, he tenido la posibilidad de hablar con los seleccionados nacionales en Europa y todos hablan del excelente grupo que se ha formado y de lo buen motivador que ha sido Aguirre desde que asumió el mando del equipo. No dudo que, hacia adentro, Javier haya generado una mentalidad ganadora en el grupo, pero hacia afuera no quiera generar demasiada expectativa. Así, me parece que, le duela a quien le duela, el "Vasco" tiene razón. Eso sí, debió haber cuidado las formas, que en este mundo supermediático del siglo XXI se vuelven tan importantes, o más, que el fondo. P.D. Cuauhtémoc Blanco se aventó la puntada de decir que quiere al "Ojitos" Meza como entrenador de la Selección. Difiero por completo. No me olvido de el período 2000-2001 y, con lo gran técnico de club que es, no me parece que tenga el carácter para dirigir a México. Pero cada quien sus gustos.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas