¡Basta de histeria! Segunda parte

Hace dos años, escribí una columna que tenía este mismo nombre. Fue a raíz de la derrota de México en Estados Unidos.

Hace dos años, escribí una columna que tenía este mismo nombre. Fue a raíz de la derrota de México en Estados Unidos en un partido amistoso tras el cual, aficionados y medios de comunicación nos hacíamos un harakiri colectivo por no haberle podido ganar a los gringos como visitantes. Ahora, a unos días del Mundial, repito el título, y elevo la petición al cuadrado. Lo que está pasando alrededor del Tri es totalmente insólito. Creo que en ninguna parte del mundo los aficionados y medios se quejan tanto de un equipo por detalles tan poco importantes. El circo mediático que rodea a México es tan grande y tan frenético, que nos afecta a todos y sabotea las propias posibilidades del equipo en el Mundial. No estoy seguro de cómo le va a ir a México en el torneo. Así como en Alemania 2006 parecía un hecho que los nuestros llegarían a la siguiente fase (como sucedió), en esta ocasión no me atrevo a aventurar un pronóstico. Estamos en un Grupo muy parejo, con el local y las ayudas que eso representa, y dos selecciones competitivas. Dicho esto, no entiendo los escenarios catastrofistas que leo de algunos aficionados y otros fans con micrófono que se creen periodistas. México ha jugado dos amistosos en serio y lo ha hecho bien. Le dio un paseo a Inglaterra en Wembley, y tras un muy mal inicio contra Holanda –mi candidato a ganar el Mundial-, rectificó bastante en el segundo tiempo. Dos buenas exhibiciones contra dos equipos de élite. (Esta columna fue escrita antes del partido ante Italia, no tengo idea de qué haya pasado). El sitio zonalmarking.net, para mi gusto el mejor que existe sobre futbol en el mundo, hizo un análisis muy elogioso sobre el equipo de Javier Aguirre. He leído pronósticos de periodistas y medios reconocidos en el extranjero, que colocan a los nuestros como primeros de Grupo. Y mientras, en México hacemos el ejercicio recurrente del escándalo y la autoflagelación antes de que inicie el torneo. Y la verdad es que las críticas son por argumentos ridículos. Aguirre cortó a Jonathan dos Santos y llevó al “Bofo” Bautista. No me gustó nada la decisión, pero ¿vale la pena hacer tanta alharaca por el jugador número 23 en una selección? No estamos hablando de que tipos de la talla de Ronaldinho, Totti o  Walcott (que tampoco van) hayan sido cortado, sino de un chavo de 20 años que probablemente no iba a jugar ni un minuto. Aguirre hizo un comercial en el Ángel de la Independencia y otros seleccionados salen anunciando marcas todo el tiempo en la tele. Más allá de que el spot del "Vasco" es infame, ¿cuál es el problema con esto? ¿Creen que los jugadores se distraen? Los invito entonces a que vean la televisión española, o la argentina. TODOS los equipos hacen campañas publicitarias antes de un Mundial. Incluso más frecuentes y de peor calidad que las de México. México no le pudo ganar a los dos europeos a los que ha enfrentado en amistosos y goleó a un equipo de chocolate fallando muchas opciones. ¿Y entonces? Francia empató con Túnez, Brasil jugó espantoso ante Zimbabue, Inglaterra no ha convencido a nadie y España fue dominada por Arabia Saudita. Por lo menos los nuestros jugaron bien por ratos, en partidos en los que el marcador, en serio, es lo menos importante. Aguirre no llamó a los jugadores que todos quisiéramos. ¡Bienvenidos al mundo del futbol! Donde los técnicos tienen otras ideas que los aficionados. El "Vasco" ha cometido errores. Yo no estoy de acuerdo con varias de sus decisiones (y menos aún si decide poner a Óscar Pérez como titular), pero finalmente rescató a un equipo que era un desastre y lo llevó a donde está ahora. ¿Cómo se justifican las críticas insultantes que se leen en algunos foros o a las opiniones de periodistas que se pueden escuchar en distintos medios? El técnico llamó a su cuate el "Bofo", dicen. ¿Ah sí? Los invito a que se echen un clavado a las notas de 2001, en las que Bautista insultaba al técnico por haberlo dejado fuera de Corea-Japón 2002. La Selección está seleccionada por una mafia entre Carrillo y los promotores, que le ponen alineaciones a Aguirre, a quien le vale madres porque se va a Europa al terminar el Mundial, es otra teoría de la conspiración. ¿En serio? El "Vasco" se está jugando todo su prestigio en este torneo. Si México no lo hace bien, no habrá equipo serio en el Viejo Continente que lo contrate. Créanme que, aunque sólo sea por eso, el técnico va a hacer lo máximo posible porque el Tri llegue lejos en el Mundial. Y la mejor de todas. ¡Los futbolistas son unos indisciplinados, fuman y beben! ¡Por favor! Ésa es una típica nota de Récord para vender periódicos. Lo hicieron el Mundial pasado con la entrevista a La Volpe borracho. Se trata de la política editorial de ese diario, que comparten otros como The Sun en Inglaterra y Marca en España. Si les gusta ese tipo de periodismo, perfecto, pero darse golpes de pecho significa caer en la trampa y hacer exactamente lo que los que escribieron la nota buscan: comprar ejemplares. Si yo les contara las cosas que he visto de futbolistas de otras selecciones, podríamos sacar 1500 notas como ésa, pero mi idea del periodismo es diferente. La vida privada se queda privada, punto. Por favor, basta de histeria. Tenemos una Selección que hace exactamente lo mismo que otras en el mundo. Que se ha visto bien en los partidos que ha jugado. Que ha tenido fallas, y que llega con muchas interrogantes al Mundial, lo mismo que muchos otros equipos. Que hace anuncios, que vive en controversias, que tiene directivos que buscan su beneficio y jugadores que hacen anuncios. Eso pasa en todos lados. Disfrutemos el Mundial. Platiquemos de futbol. Hagamos polémica, alegrémonos si gana México y enojémonos si cae, pero no perdamos nuestro tiempo en berrinches antes del torneo. No vale la pena.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas