Análisis táctico Pumas-Azul

Cruz Azul arrancó con un 4-4-2 puro, con Villa y Orozco como centros delanteros fijos, Vela abierto por izquierda y Giménez y Torrado intercambiando funciones en el centro y la derecha.

Antes de empezar, una disculpa a la gente de prensa de la UNAM. Después de darle la vuelta al estadio durante una hora buscando la puerta de prensa e impedido de entrar por cuestiones logísticas, me puse un poco neurótico (estaba agotado y ya era el minuto 10 del partido, imagínense lo que fue recibir la noticia de que le tenía que dar otra vez la vuelta a CU. Por suerte, al final me colé por la puerta de al lado). En fin, todo esto fue, en realidad, culpa mía, así que valgan las disculpas del caso. Sobre el partido. A pesar de que finalmente las ideas de ambos técnicos resultaron no ser tan exitosas como lo hubieran querido y el encuentro se decidió por errores y detalles técnicos, el duelo táctico resultó muy interesante. Desde mi posición en la Zona Puma pude sacar algunas fotos de lo sucedido en la cancha y las utilizaré para hacer el análisis (yo sé que la calidad es terrible, si alguien quiere regalarme un iPhone 4, lo acepto con gusto). Las fotos están desplegadas en la parte de arriba de la columna, si quieren verlas intercaladas en los párrafos pueden hacerlo en www.martindelpalacio.com. Cruz Azul arrancó con un 4-4-2 puro, con Villa y Orozco como centros delanteros fijos, Vela abierto por izquierda y Giménez y Torrado intercambiando funciones en el centro y la derecha. Por su parte, Memo Vázquez volvió a apostar por su 3-4-3 tan fluido como mentiroso. En la práctica, y como podrán ver en las fotos, es un sistema muy móvil, que tan fácilmente se puede convertir en un 4-4-1-1 como en un 5-3-2. De hecho, voy a hacer una pausa para hablar del planteamiento del técnico puma. Con toda sinceridad, es de lo más interesante que he visto en la segunda parte del año. Se basa mucho en la enorme movilidad que tienen sus jugadores y en una férrea disciplina táctica. Se ve que el entrenador ha pasado tiempo para practicarlo, y sus jugadores parecen cómodos en él. Eso no quita que tenga sus bemoles, que finalmente le costaron el partido a su equipo. Veamos la FOTO 1 en la parte de arriba de la columna. Aquí se puede ver el planteamiento básico de ambos equipos. En Pumas, los tres centrales cerrados, los carrileros abiertos por las bandas, los dos contenciones y los tres delanteros. En Cruz Azul, el 4-4-2 cargado hacia la izquierda, con el “Chaco” jugando de enlace. Pumas arrancó el partido siendo mucho mejor, en buena medida por el gran trabajo físico del novato Cortés, que arrancaba desde muy atrás y terminaba en la misma línea que los delanteros. Palencia, por su parte, jugaba como medio por derecha clavado, apoyando al cortar la salida y permitiendo a Cortés volver para encargarse de Vela. Cruz Azul, por su parte, demostraba las limitaciones del 4-4-2, con sus dos puntas bien marcadas por los centrales y el “Chaco” tomado, alternadamente, por Leandro o Chiapas, cómo podemos ver en la FOTO 2. Así, los universitarios se fueron al frente con toda justicia, tras una buena combinación entre Cortés, que llegó por sorpresa, Bravo y Dante, bien definida por este último. Meza reaccionó, y obligó a Vela a pegarse a la banda izquierda para evitar los arribos del lateral derecho puma. A partir de entonces, los locales, inexplicablemente, cambiaron su formación base por un 4-4-2 bastante fluido. Cortés quedó amarrado por la derecha, Palencia se volvió mediocampista y Velarde se abrió como lateral. Los azules recuperaron la manija del partido y empezaron a crear acciones de gol. Esto se puede ver en la FOTO 3. El gol fue una jugada muy afortunada, en que un tiro libre lejanísimo de Giménez rebotó en la espalda de Cervantes y entró. Pero Pumas ya no controlaba el juego. Y en ese sentido se pueden ver las limitaciones del esquema de Vázquez. Con Leandro muy lejos de su nivel y Castro suspendido, los universitarios no tenían quien retuviera el balón. Sus carrileros estaban obligados a recorrer mucho camino y Fuentes simplemente no contaba para nada. En general, los ataques pumas se resumían a Bravo (su mejor jugador, junto con Cortés) recibiendo la pelota en su propio campo y tratando de burlar a los numerosos celestes que se le ponían enfrente. En la FOTO 4 pueden ver la cantidad de jugadores auriazules contra celestes en el cuarto de cancha visitante. Cruz Azul, por su parte, tras el gol no buscó mucho más. Con sus dos líneas de 4 se encargó de cerrar los espacios y aprovechar las deficiencias ofensivas los locales. Así terminó la primera mitad. En el segundo tiempo, Pumas volvió a su línea de 3, con Fuentes mucho más adelantado que Cortés. Meza, por su parte decidió que podía ir por el partido e hizo un cambio engañoso. Metió a Villaluz por Orozco. En apariencia poner a un medio por derecha en lugar de un punta parecería defensivo, pero no fue el caso. El ex campeón Sub-17 se colocó muy abierto, pegado a la defensa de Pumas. Eso obligaba a Velarde a jugar abierto, mano a mano con Villaluz, mientras que los otros dos centrales quedaban mano a mano con Vela y Villa, expuestos a las llegadas por atrás de Chaco. Esto se puede ver claramente en la FOTO 5, con el 4-3-3 de Cruz Azul contra el 3-4-3 de Pumas, aunque con Cortés casi como cuarto defensor. La idea era, entonces, amarrar a Fuentes para limitar aún más las opciones al frente de Pumas. Pero no funcionó porque Vázquez mandó al carrilero a jugar como extremo, y quedar mano a mano con A. Castro, mientras que a Cruz Azul le faltó creatividad en medio campo para aprovechar el mano a mano. Lo increíble del caso es que, a pesar de que el duelo entre Fuentes y Castro era netamente favorable al universitario por velocidad, los Pumas no explotaron esa ventaja sino hasta que entraron en modo de desesperación al final del juego. En general, el joven universitario estaba solo en la banda izquierda y la pelota inevitablemente iba por el otro sector, saturado de jugadores azules. Ahí se gestó la derrota universitaria. Esto se puede ver en FOTO 6, sigan la posición de Fuentes en la izquierda y el número de jugadores, en total, que están en la derecha. El resultado más justo de este partido hubiera sido un empate. Sin embargo, Cruz Azul hizo valer su mayor calidad individual con el mejor gol del torneo, un remate increíble del “Chaco” Giménez, que definió el encuentro y, probablemente, la eliminatoria. Pumas entonces se acordó de Fuentes y por ese lado llegaron sus opciones más peligrosas. Luego Vázquez lo sacó y se murió el partido. ¿Qué perspectivas quedan para la vuelta? El sistema de Pumas es muy interesante, y con Castro mejorará su trato de balón, sin duda, pero Cruz Azul es mejor equipo en general, y Meza tiene una gran capacidad para leer los partidos y modificar su planteamiento. Salvo que la UNAM anote pronto, se ve realmente complicado para los auriazules, mientras que los celestes parecen estar listos para acabar su sequía de títulos. Como siempre, pueden seguirme en www.twitter.com/martindelp. Mañana haré un análisis táctico del Argentina-Brasil, y de alguno de los dos juegos de liguilla. Esos los pueden leer en www.martindelpalacio.com (hasta el sábado, luego los quitaré). Muchas gracias a quienes han preguntado por las historias que faltan de la India. Lamentablemente, estoy con lo que se llama “bloqueo del escritor” y simplemente no puedo avanzar. Pero eso pasará pronto... espero.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas