¿Carencia de delanteros? Sí, ajá…

Ayer México perdió ante Brasil por falta de contundencia. Esa es la conclusión generalizada de la prensa y los aficionados sobre la eliminación de la Sub-20 del Mundial.

Ayer México perdió ante Brasil por falta de contundencia. Esa es la conclusión generalizada de la prensa y los aficionados sobre la eliminación de la Sub-20 del Mundial. De hecho, no es la primera vez que se utiliza ese argumento para explicar una derrota del Tri. Incluso, recientemente, José Manuel “Chepo” de la Torre dijo que hacían falta delanteros en el país. Como odio quedarme con percepciones y lugares comunes, decidí ver si era cierto que México sufre normalmente con la definición, y si es verdad que, comparados con otras potencias internacionales, nos hacen falta atacantes de nivel. Es verdad que, ante Brasil, los delanteros mexicanos no estuvieron finos. Dispararon 19 veces al marco, contra 20 de los amazónicos, que marcaron dos tantos. Aunque, si se analiza, es fácil descubrir que los nuestros fallaron, en consecuencia, 19 veces y los brasileños 18. Lejos de ser una gran diferencia, para ser sinceros.  Vayamos más atrás, ante Colombia, México hizo 9 disparos y anotó 3 goles, mientras que los cafeteros hicieron ¡21! ¿Falta de contundencia? Claro, claro… Ante Camerún, el Tri hizo 22 tiros, por 19 de los africanos. La conclusión es que fallamos lo mismo, o hasta menos que los demás. Vayamos ahora a la selección mayor. Los últimos 10 goles han sido marcados por jugadores ofensivos, uno incluso por nuestro sexto delantero, Oribe Peralta. “Chicharito” Hernández fue campeón de goleo de la Copa Oro con 7 tantos, casi el doble de su más inmediato perseguidor que fue, para el caso, Aldo de Nigris, quien se cansó de anotar entrando de la banca. Vamos a analizar ahora a las delanteras de otros países de primer nivel. España, el mejor equipo del mundo, tiene a David Villa y Fernando Torres. El “Guaje” no tuvo su mejor temporada el año pasado, y ni hablar del “Niño” que fue un verdadero desastre. El primer suplente es Fernando Llorente, un excelente 9 de área, ¿y después? Pues tampoco es que haya demasiado. Alemania tiene a Mario Gómez, que es un extraordinario delantero… para el Bayern, porque en la selección ha quedado a deber. Miroslav Klose va de salida y Lukas Podolski juega por derecha. Hay dos o tres jugadores interesantísimos de la nueva generación, que van a ser grandes, pero aún no han llegado. En Brasil están jugando Neymar, Pato y Robinho, que dan una de cal por otra de arena. En Francia el titular es Benzema, discutidísimo. Los goles de Holanda llegan por los extremos, porque Kuyt está lejos de ser un 9 de verdad. La delantera de Argentina es, por nombres, la mejor del mundo con muchísima diferencia, pero técnicos van y técnicos vienen y los resultados simplemente no llegan. México tiene un delantero de primer nivel, Javier Hernández, y a Giovani dos Santos, que ha respondido cada vez que le han dado una oportunidad. El primer suplente, Aldo de Nigris, anota cada vez que lo meten, y no olvidemos a Carlos Vela y Nery Castillo, que han mostrado potencial en el pasado y que empiezan la temporada en equipos donde sí les tienen confianza. No quiero decir con esto que nuestra delantera sea mejor que la de los países de primer mundo futbolero, pero sí que no tenemos nada de qué quejarnos. Y, a pesar de ello, no paramos de hacerlo. Siempre decimos que México, históricamente, no ha tenido delanteros. Una mentira fenomenal. Hugo Sánchez, Luis García, Luis Hernández, Carlos Hermosillo, Ricardo Peláez, Cuauhtémoc Blanco y Jared Borgetti forman un linaje al que el Chicharito está entrando por méritos propios. Es verdad que los puntas de la Sub-20 no funcionaron realmente. Por su tipo físico, Taufic Guarch explotará hasta dentro de unos años. Al “Cubo” Torres le ganó la presión, pero no hay que olvidar que tiene 18 años y que esa diferencia es importante en categorías menores. Echarle la culpa de la derrota no sólo es absurdo sino de plano ignorante. Y no me salgan con que lo inflan las televisoras, otro lugar común de quien prefiere no pensar y repetir lo que dicen en otro canal de tv, que también tiene merolicos y acólitos. Y los delanteros de la Sub-17 pintan realmente bien. Así que, la próxima vez que escuchen en las transmisiones lo de la “falta de contundencia”, pregúntense por qué sólo pasa cuando perdemos, mientras que, si ganamos, nuestro portero tuvo una gran actuación. Como siempre, pueden comentar de éste y otros temas en el correo de arriba y en www.twitter.com/martindelp. Si quieren leer textos más específicos y sobre asuntos más allá del futbol, entren a www.martindelpalacio.com.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas