Derechos y obligaciones

Hugo Sánchez es el nuevo Director Técnico de la Selección Mexicana de futbol. El puesto que tanto peleó, alegó, solicitó y persiguió, ha llegado. La Federación Mexicana anunció la "declinación" de...

Hugo Sánchez es el nuevo Director Técnico de la Selección Mexicana de futbol. El puesto que tanto peleó, alegó, solicitó y persiguió, ha llegado. La Federación Mexicana anunció la "declinación" de Américo Rubén Gallego, abriéndose así el camino para que el "Pentapichichi" tome el cargo de los destinos Tricolores.

Hugo Sánchez llega a la Selección con una serie de compromisos que irán fluyendo a lo largo del año, que dicho sea de paso será uno muy complicado ya que Hugo empezará a trabajar en Enero y tendrá seis o siete concentraciones y no más de cinco juegos amistosos, tiempo que parece insuficiente para preparar una Selección sumamente competitiva para enfrentar dos torneos de sobrada importancia: La Copa de Oro y la Copa América; la primera, con la presión de ganarla, la segunda, con una meta muy alta como parece ser una Semifinal en el Torneo continental de mayor trascendencia a nivel de selecciones.

De tal forma que Hugo acepta derechos y obligaciones como técnico nacional en la cual, por la naturaleza del puesto son más las obligaciones, entre las que podríamos mencionar que deberá de cumplir los objetivos deportivos que vienen estipulados en su contrato en el cual, quiero imaginar, se menciona ese famoso quinto partido al que siempre hacemos alusión y tristemente nunca llegamos.

Respetar a la institución a la cual pertenece y de la cual saldrá su salario, por ende, aceptar que hay superiores a los cuales les tendrá que rendir cuentas.

El puesto le obliga a ser incluyente y perceptivo ante la opinión de sus semejantes, de esta forma aceptar que no existen dueños de la verdad y que debe tomar en cuenta cualquier opinión en torno a la Selección Nacional, por buena o mala que sea.

Respetar a los medios de comunicación y entender el papel de estos para bien y para mal.

Aceptar que no existen dueños de la verdad. Que cualquier opinión en torno a la Selección Nacional es válida porque es el equipo de todos y no del técnico nacional y al ser el futbol el deporte más importante y popular de este país, todos tienen voz para opinar, la labor del técnico es saber aceptar criticas y tener la inteligencia para absorber lo bueno y desechar lo malo.

El técnico tendrá los derechos que por naturaleza otorga el puesto, como escoger a los jugadores que a su juicio serán los más aptos para desarrollar el futbol que lleve a México a posiciones de jerarquía tanto en la Confederación a la cual pertenece como a las otras en las que participe.

Utilizar las armas que crea son las más adecuadas para llevar a un grupo, tanto mental como futbolísticamente, a los primeros planos.

De hecho podría parecer injusto o poco equitativo en relación a los derechos y obligaciones que se adquieren al tomar el puesto de Director Técnico nacional, sin embargo, esa gran e invaluable facultad de poder hacer (futbolísticamente) lo que mejor le parezca, es la más grande ventaja que puede tener un técnico.

Opina de esta columna aqui

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas