¿Dónde quedó la cantera?

La cantera universitaria era por excelencia la que más y mejores frutos rendía en nuestro futbol. De ella se abastecía la mayoría de los clubes del futbol mexicano. No importaba si se necesitaba...

La cantera universitaria era por excelencia la que más y mejores frutos rendía en nuestro futbol. De ella se abastecía la mayoría de los clubes del futbol mexicano. No importaba si se necesitaba un portero, un lateral, un medio creativo, un contención, un defensa central o un delantero, lo primero que hacían los clubes era voltear a ver que tanto había trabajado la infraestructura de fuerzas básicas del equipo universitario para hacerse de los jugadores que llevaban el símbolo Puma.

Hoy la historia es muy diferente, es lamentable y triste. Aquél equipo que se dio a conocer como el mayor productor de talento de nuestro país ha pasado a formar parte de los que demandan en lugar de los que ofrecen.

Ha dejado de producir jugadores en general, sin embargo, su mayor crisis de talento se refleja en la posición que más prestigio le dio. La delantera.

Es una pena que los argumentos ofensivos del club Universidad pasen única y exclusivamente por extranjeros. Reinaldo da Silva, Ariel López, Ariel González e Ignacio Scocco son los responsables de que este equipo camine ofensivamente, y a decir verdad, su trabajo ha sido mediocre.

La producción ofensiva de Pumas es paupérrima, apenas suman 15 anotaciones y son el tercer peor equipo en este departamento.

Sin embargo esta situación no es reciente, es un mal que se viene arrastrando desde varios torneos.

Los números son claros así como preocupantes. En los últimos seis años, Pumas ha utilizado a 18 delanteros extranjeros, ellos son: Reinaldo da Silva, Ariel González, Ariel López, Ignacio Scocco, Bruno Marioni, Joaquín Botero, Martín Cardetti, Diego Alonso, Agustín Delgado, Sebastián Taborda, Álvaro González, Emerson dos Santos, Víctor Müller, Alejandro Glaría, Julio Cesar Yegros, Martín Ubaldi, Pablo Caballero y Federico Lagorio.

La cantidad de talento mexicano utilizado por Universidad es paupérrimo: Antonio de Nigris, Moctezuma Serrato, Mario Jáuregui, Ismael Iñiguez, Francisco Fonseca, Rafael Márquez Lugo y Jesús Olalde, siendo los últimos dos, los únicos provenientes de fuerzas básicas de Pumas.

Si uno revisa las plantillas encontrará nombres de jovencitos que más tardaron en debutar que en desaparecer.

La cantera universitaria es una vergüenza, y no quiero decir con esto que la responsabilidad recae en un cien por ciento en sus fuerzas básicas, de hecho me atrevería a responsabilizar a sus dirigentes de los últimos años.

Se que esto es un mal general del futbol mexicano, pero Pumas no puede traicionar a su historia, esa que le ha brindado tantas leyendas y ha enriquecido la vida del futbol mexicano.La Universidad debe volver a ser esa auténtica fábrica de campeones, replantear sus procedimientos, ya que la fórmula que tan generosa se comportó durante muchos años sigue ahí, sólo es cuestión de intentarlo de nuevo.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas