Fuera del guión

La presión llegó mucho antes de lo que podíamos haber imaginado. Hugo Sánchez jamás imaginó tener que dar tantas explicaciones y de manera tan temprana.

La presión llegó mucho antes de lo que podíamos haber imaginado. Hugo Sánchez jamás imaginó tener que dar tantas explicaciones y de manera tan temprana.

México ha comenzado la Copa Oro con un panorama diametralmente opuesto al que se tenía planificado y calculado tanto por Cuerpo Técnico, jugadores, afición y medios de comunicación.

Además de los problemas futbolísticos, Hugo Sánchez ha tenido que trabajar horas extra en el trabajo de grupo y relaciones laborales. Tuvo que reunir al grupo por espacio de una hora antes del entrenamiento del lunes para que cada uno externara sus puntos de vista, opiniones e inconformidades.

Ninguno de estos escenarios aparecían en el guión, y es que creo que todos comenzamos a pensar en Estados Unidos como el rival deseado de la Final, dejando de lado las rondas previas incluidos los rivales correspondientes.

La Selección tiene la obligación de obtener un buen resultado ante Panamá. Comenzar a funcionar mejor en lo grupal y tener mejor entendimiento entre líneas. México tiene la gran necesidad de jugar bien para convencerse de que hay plantel suficiente como para poder aspirar a metas importantes, pero para eso se necesita, primero, reconocer que se ha jugado mal (situación que no ha sucedido), ya que hemos escuchado versiones de la cancha, el árbitro, etc. Creo que lo más sano en cualquier ser humano, es reconocer defectos y engrandecer virtudes, y a esta Selección le ha faltado lo primero.

Hay jugadores de experiencia que han aceptado abiertamente que el equipo no ha funcionado como se esperaba, y eso, el autoanálisis, es el mejor medicamento para comenzar la cura: El reconocer la enfermedad, es el primer paso para librarse de ella.

Hay mucho camino por recorrer y bastante más para mejorar. México debe olvidarse de pretextos y condiciones adversas que por factores externos le ha tocado vivir.

México debe entender que la CONCACAF es el primer interesado en que la "verde" siga avanzando en el torneo, ya que el mandón de la Zona sabe que sin el Tricolor en esta Copa, las entradas disminuyen, y si las entradas disminuyen, hay menos lana; y si hay menos lana pues menos ganancias para todos, y esto no suele gustarle a  Mr. Jack Warner.

A todos les conviene que México continúe en la Copa. El asunto de la mala organización, el pésimo estado de las canchas y la ilógica-logística, es el pan nuestro de todos los eventos que organiza CONCACAF.

Yo no creo que alguien le quiera meter el pie a México y tampoco que se le quiera ayudar. Simplemente son factores externos que deben de aprender a ser lidiados, ya que esa clase de situaciones se presentarán, y de manera extrema, en las eliminatorias mundialistas, porque así ha sido, y así seguirá siendo.

Opina de esta columna aquí.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas