¿Calendario universal?

Una de las grandes tareas que tiene la FIFA, tanto por iniciativa propia y exigencia de los clubes más poderosos del mundo, es organizar un calendario unificado que les permita planificar las...

Una de las grandes tareas que tiene la FIFA, tanto por iniciativa propia y exigencia de los clubes más poderosos del mundo, es organizar un calendario unificado que les permita planificar las numerosas competencias que se tienen tanto a nivel de clubes como de Selección.

Es un tema añejo pero que cada año toma mayor vigencia debido a lo apretado de los calendarios, el desgaste de los jugadores, y principalmente, por cuestiones económicas.

Los clubes Europeos, mayormente, los pertenecientes al G-14, han sido insistentes (entre otras cosas), en que deberían recibir compensaciones económicas por la cesión de “sus” jugadores para los distintos combinados nacionales. La presión ha sido tal, que la FIFA estudia la posibilidad de armonizar los torneos locales de todo el mundo para que se logre una mayor armonía en tiempos para todos los involucrados.

En conferencia de prensa, Hugo Sánchez, dijo que la propuesta incluía un calendario de competencia que comprendiera un periodo de diez meses, uno de descanso, y el sobrante para la Pretemporada de los equipos.

Suena bien, esto le daría mayor coherencia y tranquilidad a la organización de torneos, que por cierto, cada vez son más y de menor calidad. Como idea es maravillosa, sin embargo, llevarla al terreno de la realidad será más que complejo, de tal forma que parece ser otra de las utopías del máximo organismo futbolero, que si bien no esta para sugerir, sino para mandar, será difícil obligar a Brasil, socio distinguido y seguramente, organizador del Mundial del 2014, que reduzca el número de torneos que tiene a nivel local.

 De hecho, esa idea obligaría a que la Federación Brasileña unifique sus competencias de liga, para lo que indudablemente se vería en la necesidad de eliminar la presencia de algunos equipos para conformar un equivalente a Primera División, Liga Premier, o como se le quiera bautizar.

En México, el mayor impedimento es económico, único argumento sólido que mantiene el sistema de los torneos cortos, y dudo mucho que los dueños estén dispuestos renunciar a lo que hasta hoy sigue siendo un buen negocio.

Uno de los primeros pasos, sería la eliminación de algunos torneos continentales que permitan mayor descanso a los jugadores, y mayor armonización por parte de los involucrados. Para esto se debe sacrificar temas concernientes a los dineros, sin embargo, el mejor ejemplo de que esto es lo que más interesa en las oficinas de Zúrich, es la creación del Mundial de Clubes, torneo al que los clubes asisten única y exclusivamente por las ganancias económicas, ya que por donde quiera que se le vea: el nivel deportivo, la época en que se juega, y muchos aspectos más, este evento es sumamente inoportuno.

La necesidad de un calendario armónico es imperiosa para el mundo del futbol, pero hablar de la unificación absoluta es irreal. Opina de esta columna aquí

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas