México, por el camino correcto

El Azteca casi se llenó, hubo muy pocos huecos. Los medios hicieron una buena labor de convocatoria y el Tri no puede quejarse del gran apoyo de los 100 mil aficionados que pagaron boleto caro en...

El Azteca casi se llenó, hubo muy pocos huecos. Los medios hicieron una buena labor de convocatoria y el Tri no puede quejarse del gran apoyo de los 100 mil aficionados que pagaron boleto caro en pleno domingo de resurrección.

El partido fue emotivo y tenso por momentos. Al silbatazo final, todos pensamos en la importancia del resultado pero también descansamos ya que el empate podría sabernos a derrota. Cierto es que la gran entrada no pesó, en partidos de alta importancia como este, el público se dedica a ver el futbol y no grita como cuando apoya a sus clubes, el Azteca se llenó pero no pesó lo suficiente en lo que a la presión del aficionado se refiere.  Creo yo que se debe pensar en una estrategia para hacer más ruido e intimidar al rival.

A pesar de que México pudo golear, los gringos lograron presionar y el Azteca se tensó. Sufrimos innecesariamente, si solo se hubieran concretado un par de opciones claras, la historia hubiera sido más abultada. Se imaginan un 4-1? La verdad que bueno que no fue así, ya que los nuestros estarían ahora mucho más confiados y pensando de otra forma la estrategia para el siguiente compromiso.

El 2-1 demostró claramente que México es superior a los americanos, que solo nos ganan en estatura y a veces en mentalidad, el futbol mexicano es superior, algo que no había sido demostrado en las últimas confrontaciones.

En junio del 2002 perdimos contra los norteamericanos en el Mundial, eso no se olvida y esto no fue revancha. La única forma de olvidarnos de dicha derrota será venciéndolos en una Copa del Mundo, algo que no es fácil que se de. Sin embargo la victoria es importante y aunque no sea la revancha real, siempre es bueno ganarles más aún cuando ellos nos ganan en casi todos los demás deportes, incluyendo el futbol, algo que a ellos poco les importa, sin duda que la nota no será portada ni en las secciones deportivas de los principales diarios de la Unión Americana.

La altura de la Ciudad de México sigue siendo un factor importante y se vió con claridad que los americanos se ahogaron y no pudieron con las circunstancias de la capital Mexicana. Además, el planteamiento de Lavolpe fue adecuado así como los cambios que le dieron nuevas variantes al equipo pero que desgraciadamente no pudieron culminar con goles.

México juega en Panamá el miércoles y la victoria ante USA es importante para llegar motivados y regresar con la victoria desde el país del Canal. No debe haber pretextos y el Tricolor tiene con qué conseguir los tres puntos.

Una gran pancarta leía en el Azteca: "El Gigante No Ha Muerto" una frase que siempre se dice por muchos lados y con la cual coincido, México ha demostrado con sus triunfos sobre Costa Rica y Estados Unidos que es y debe seguir siendo considerado el grande del área, algo que solamente se puede demostrar en la cancha, jugando bien y ganando como hoy.

Vamos México, que el jueves amanezcamos con 9 puntos y cada vez más cerca de Alemania 2006!

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas