Sin generar peligro

Después de la pobre exhibición mexicana ante Angola, no nos queda más que preocuparnos. ¿Dónde está aquel equipo que piensa trascender en la historia? Pues con lo visto en Hannover, creo que...

Después de la pobre exhibición mexicana ante Angola, no nos queda más que preocuparnos. ¿Dónde está aquel equipo que piensa trascender en la historia? Pues con lo visto en Hannover, creo que debemos prepararnos para otro nuevo "ya merito". Y sé que ante los grandes nos crecemos, quizás demos el mejor partido ante Portugal, pero después de ver la inoperancia ofensiva de los primeros 180 minutos, la cosa no luce prometedora. Las selecciones que podrían tocarnos en octavos lucen muy fuertes, sobre todo Argentina que demuestra que tiene todo para llegar hasta la Final.

La Volpe es un gran técnico, pero es muy necio, defiende a muerte su sistema cuando menos le está funcionando. Y no sólo este asunto es de sistemas, la realidad es que en México no contamos con un solo jugador que desequilibre hacia el frente. Es increíble que las mejores opciones de gol comenzaran en los botines de nuestro defensa central, el único jugador de primer nivel en nuestra Selección. Franco no se encuentra, desconozco porque insiste en meterlo. Y ahora resulta que extrañamos a Borgetti en el juego de ayer… No había quién generara peligro, comparemos el arsenal argentino contra lo que tenemos, bueno mejor ni lo hagamos.. No señores, nuestro nivel no es el cuarto lugar que nos regala la FIFA. Omar Bravo, que tuvo un gran partido frente a Irán, frente a los africanos no pasó de "echarle ganas" y la única que tuvo, la entregó. Los delanteros letales no las fallan, nosotros no tenemos uno solo de esos.

Ahora quizás, muchos extrañarán a Cuauhtémoc, y quizás yo opine lo mismo. Blanco es un jugador que puede desequilibrar, lo que nos faltó ayer. De nuevo, el estadio de Hannover fue totalmente verde, y el equipo tricolor ha quedado a deber en serio. Más de 30 mil mexicanos en tierras teutonas merecen algo más. Y a pesar de hacer un lleno total, con una razonable presencia de angoleños, el público nunca se prendió, el partido fue tan tenso, soso, desesperante, que los mexicanos nunca presionaron desde el graderío, como lo hacen alemanes, ingleses o argentinos durante los 90 minutos. Somos una afición noble, pero ante el nerviosismo de un partido de Copa del Mundo, los gritos y porras se silencian para solamente mentar madres por el pobre desempeño del equipo. Al final, todos son analistas y comentan lo que no les gustó del juego, coinciden en lo mal que estuvo y ahora se hacen cuentas para alcanzar los Octavos.

En un Mundial todo puede pasar, sin embargo hasta ahora las selecciones favoritas lo siguen siendo y las sorpresas han sido mínimas, quizás sólo la de Ecuador, que ha tenido un muy buen arranque. Alemania, está en casa. Inglaterra no convence pero nunca es descartado, Brasil siempre va de menos a más, Italia arrancó bien, Argentina y Holanda mandan en su grupo, España promete como nunca, y claro México, sembrando dudas por todos lados. Cada partido cuenta y si México logra un buen desempeño frente a Portugal amarrando la clasificación, las esperanzas volverán a estar intactas, sin embargo, honestamente, no veo un panorama muy favorable, ojalá me equivoque.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas