A retomar la prudencia

Los gringos nos pusieron en nuestro lugar. Con su típico futbol feo, pero ordenado y efectivo, nos volvieron a ganar, algo completamente normal cuando jugamos en su territorio. Ni hablar, qué...

Los gringos nos pusieron en nuestro lugar. Con su típico futbol feo, pero ordenado y efectivo, nos volvieron a ganar, algo completamente normal cuando jugamos en su territorio. Ni hablar, qué lejos están aquellos tiempos cuando éramos superiores.

Ahora bien, sin duda que el optimismo desmedido que había desatado el inicio de la nueva era con Hugo al frente del Tri, tenía a todos pensando en que México vencería sin problemas al Team USA. Quizás eso es lo que más duele, y desde luego que ya analizando la derrota, pues no es para tanto, fue un amistoso nada más pero contra el enemigo futbolero número 1.

Nunca en la historia del Tri, se había generado tal expectativa como lo que hemos vivido desde noviembre cuando Hugo fue presentado. Se hizo todo un espectáculo mediático cuando se publicaron las dos primeras listas. El caso de Nery Castillo se trató como algo espacial. Y aquí es donde hay que tener cuidado; sí, creo firmemente que Hugo Sánchez podrá contar con la mejor Selección Mexicana en la historia de cara al 2010, sin embargo, se necesita mucho más que talento "europeo" y un pentapichichi en la banca para alcanzar resultados.

Sigo siendo de la idea, de que el fuerte de Hugo pasa más por lo motivacional que por lo futbolístico. Desgraciadamente las dos cosas son indispensables. La Selección Mexicana es el equipo de todos, no es la UNAM ni el Necaxa, así es que la labor será titánica, y así como vimos puras sonrisas en los últimos dos meses, ayer pudimos ver los primeros rostros desencajados de Hugo, como pensando que lo que veía en Phoenix, no era posible. Ayer sin duda que faltó la suerte, esa que casi siempre acompaña a Hugo, porque por momentos, el Tri llegó y llegó a la meta contraria.

Hay muchísimo tiempo para enmendar, seguimos perdiendo con los gringos y eso duele, pero queremos que el Tri vaya más allá de la CONCACAF. Vienen compromisos importantes en este 2007 y ahí es donde el resultado debe exigirse.

El mejor del Tri, sin lugar a dudas, Andrés Guardado, un fenómeno. Contamos con un equipo muy sólido de medio campo hacia atrás (aunque ayer la defensa "europea" se viera titubeante), el problema sigue siendo al frente, donde siempre carecemos de contundencia, donde Borgetti ya pasó sus mejores glorias y el corazón de "Kikín" no es suficiente. Bravo sale como fiera un día y al otro ni genera peligro. Blanco y "Bofo" tienen mucho talento, pero quizás les queda poco tiempo. En fin, lo mejor que supo hacer Hugo como jugador, fue meter goles y ahí quizás tenga su mayor reto con la Selección: CONTUNDENCIA, esa que define los partidos y que siempre nos deja fuera.

Opina de esta columna aqui

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas