Bank it with Beckham

El futbol es difícil concebirlo sin la palabra negocio a su lado, que como dirían muchos es un mal necesario para el balompié. A partir de la década de los noventa, la relación futbol-negocio ha...

El futbol es difícil concebirlo sin la palabra negocio a su lado, que como dirían muchos es un mal necesario para el balompié. A partir de la década de los noventa, la relación futbol-negocio ha crecido y pareciera no tener un destino final, por el contrario, seguirá desarrollándose, aunque esperemos nunca corte la esencia de lo que rodea a la pelota. Y traigo esto a colación por el tema de moda en los Estados Unidos, lo que David Beckham representa en estos momentos con su llegada a la MLS.

Me llamó mucho la atención que el pasado 13 de Julio, uno de los diarios más importantes de los Estados Unidos, el USA TODAY, dedicara su tema de portada a la llegada del astro inglés, titulando su cover story "Bank it with Beckham", difícil encontrar un mejor nombre. El Comisionado de la MLS, Don Garber ha mencionado que Sir David le dará más credibilidad a su Liga. Otros, dicen que Beckham es más una celebridad que un jugador de futbol. Yo coincido en realidad con esta segunda idea.

El popular inglés ha llegado a la MLS como un icono publicitario, algo similar (guardando la proporción de dos épocas muy distintas) a lo que se intentó con Pelé en los setentas. Mucho se dice que la MLS no ha levantado, ya son 13 años de dicha Liga y en realidad sigue su curso con más pena que gloria. Tuve la oportunidad de colaborar muy de cerca con la MLS, precisamente en Chicago, con la institución que hoy tiene a otro icono, de otro tipo, el que se llevó para animar al mercado hispano. Esta cercanía con la Liga estadounidense me dio la oportunidad de entender un poco mejor, a la "Eme, Ele, Ese".

En casi todos los países del mundo, el futbol es el deporte más popular, mientras tanto, el futbol no ocupa ni siquiera uno de los cinco primeros lugares de popularidad en los Estados Unidos, donde la competencia por la audiencia deportiva es más férrea que en cualquier otro lado. La NFL, MLB, NBA y NHL son ligas de deportes históricos para los estadounidenses y eso hace más difícil la cosa. Pensemos cómo en México, el fut no tiene competencia real de ningún otro deporte (algo que no le vendría nada mal para seguir mejorando) ¿Cómo pedirle entonces al DC United competir en afición contra los Pieles Rojas de Washington o al Fire contra los muy queridos Cachorros de Chicago o los Bulls de Michael Jordan?

Otra es que el clima del territorio hace que la MLS se juegue de Abril a Octubre (como la temporada de béisbol) y eso hace difícil su competitividad deportiva con las ligas de otros países. Los estadounidenses están acostumbrados a ver en sus ligas a los mejores jugadores de futbol americano del mundo, a la élite beisbolera, a los mejores basquetbolistas y jugadores de hockey. Están hechos para ver siempre lo mejor, en el futbol sucede todo lo contrario, se tienen extranjeros viejos y muchos jóvenes norteamericanos sin tanto nombre, salvo algunas excepciones.

La tele manda y son pocos los partidos de la MLS que se transmiten en cadena nacional. La NFL o MLB pueden presentar transmisiones con más de 20 espacios (entre los cambios de entrada en el beis y los tiempos fuera en el americano) para meter comerciales, en el fut, nada de eso. Las pausas de otros deportes hacen que el aficionado en el estadio consuma cualquier cantidad de dólares en comida, bebida y souvenirs, el soccer al ser diferente, debe verse los 90 minutos y no hay tiempos muertos (salvo el medio tiempo) para gastar y gastar.

Más allá de los dólares que el futbol por su naturaleza no puede explotar, será sin duda tarea de los aficionados hacer que el futbol crezca, no es cosa de Beckham ni de Cuauhtémoc, el asunto tiene más fondo, las estrellas que lleguen no serán eternas y por lo mismo se requiere mucho más que la publicidad de un par de jugadores. Clubes menores de la MLS festejan haber vendido ya todas sus localidades cuando reciban al Galaxy, resulta increíble que se emocionen por un partido y no importe el resto del año.

Desde hace 15 años, se ha venido diciendo que el futuro está en los niños y jóvenes que ya practican el soccer más que cualquier otro deporte en Estados Unidos, una realidad que todavía no ha podido verse reflejada en la MLS y en el negocio que la rodea. Hay avances importantes, como la construcción de estadios "for soccer only", el futbol a nivel Selección tiene años que nos domina (con todo y que el soccer sí es popular y negocio redondo en México) pero más por la mentalidad de un grupo de jugadores destacados que por la organización nacional del deporte.

Está divertido eso de ver a Beckham más en la revista People que en la Soccer USA, o al Temo como portada del diario La Raza disfrutando el "buen" clima de Chicago; en realidad, este tipo de esfuerzos no harán más que mejorar las entradas ocasionalmente pero no consolidar a una afición para el largo plazo. La respuesta la tienen los aficionados, quienes deben apoyar a su Liga y exigir mejor nivel en todos los sentidos y mayor responsabilidad aún tienen los medios, encabezados por la televisión, quienes deben entender que el soccer es diferente y deben apoyar su difusión para que el futbol y el negocio, crezca para todos. Seguiré pensando que los gringos tienen para ganar un Mundial, lo que pudiera suceder mucho antes de que su Liga levante.

Opína de esta columna aquí.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas