Torneo Apertura 2003

La temporada correspondiente al Torneo Apertura 2003 ha llegado a su fin dando como resultado un Pachuca  campeón y dejando  a su paso como es costumbre lagrimas, alegrías, decepciones y grandes...

La temporada correspondiente al Torneo Apertura 2003 ha llegado a su fin dando como resultado un Pachuca  campeón y dejando  a su paso como es costumbre lagrimas, alegrías, decepciones y grandes sorpresas. Haciendo un recuento en base a la tabla general y dejando al campeón como número uno sin importar su posición durante el torneo tratare poder exponer de manera breve lo que cada uno de los veinte conjuntos realizo para darle vida a cada fecha del torneo pasado.

Pachuca, ha cerrado de nueva cuenta una gran campaña, no jugando bien sufriendo mucho pero gracias a su individualidades supo hacer lo necesario para alcanzar la meta anhelada con lo cual trae a la vida a un técnico que parecía que le los torneos cortos no le sentaban bien. Felicidades conjunto “Tuzo” y dando como muestra que la confianza y el trabajo organizado siempre son las claves para alcanzar cualquier objetivo, de nueva cuenta felicidades y están en el camino correcto para convertirse en uno de los grandes del fútbol mexicano.  

Tigres, ¡que gran afición! Hicieron un torneo excelente pero les falto un último jalón, lo triste y lo decepcionante fue la falta de categoría y clase que mostraron varios de los integrantes del club que dieron muestra de que la playera universitaria les queda muy grande y por consecuencia el espacio que les falta para llenarla, es el espacio que marca la diferencia entre ganar un titulo o ser uno de los restantes 19 protagonistas del torneo.

Pumas, murieron de nada en un día que su casa no esta acostumbrada a recibir fútbol. Hicieron un gran torneo y dan muestras que la garra puma desea renacer pero deben recordar que el ser Puma es un honor en el cual se muestra coraje, ética, lucha e inteligencia pero también humildad y nunca la soberbia tendrá espacio en la Institución Universitaria, eso lo debe recordar quien se hace llamar  “El Líder Supremo” ya que su destino es ser el más grande portador de esa piel “Azul y Oro” pero parece que esa oportunidad no lo desea tomar.

Santos, un gran conjunto que poseen a uno de los pocos símbolos que quedan en el balompié nacional y que con solo decir su nombre es sinónimo de Santos. Gracias a sus goles y a su presencia les da la posibilidad de ser protagonistas en cada torneo pero de igual forma el tener gol debe ser equilibrado con la defensiva, ese equilibrio no lo tuvo Santos lo cual los margino de alcanzar un título más.

Atlante, una institución que se niega a morir, su afición se hace vieja, realiza grandes torneos pero al parecer durante los últimos años su destino empieza ser quedarse en la  orilla de la fiesta grande. Pero la madures ha llegado a la Institución con un viejo representante  del sentimiento “azulgrana”. Miguel, están en el camino correcto para saltar ese pequeño espacio que los ha separado de poder llegar de nueva cuenta a una final y espero que el próximo torneo puedan brincar ese espacio.

Tecos, el regreso del año.

Necaxa, “juegan feo”, “juegan bonito”, “defienden bien”, “defienden mal”, “atacan bien”, “atacan mal”, son frases con las que se califica al Club cada temporada pero pasan los años y siempre son protagonistas de los torneos. Espero que su nueva casa  tengan el apoyo que no tuvieron en la capital.

Chivas, protagonistas durante el torneo no por jugar bien o jugar mal, ahora solo esperar si las promesas y el estilo de mercadear al equipo de mayor historia en  México darán los frutos que se merece todos aquellos que han formado con humildad y amor lo que se le conoce como el rebaño sagrado.

América, me arriesgo y califico de una sola manera al conjunto de Coapa con la palabra “decepción”.

Toluca, un conjunto que respeta la pelota, experiencia y un gran definidor que con cada temporada agranda la historia del Club, simplemente llagaron hasta donde tenían que llegar.

Cruz Azul, muchos sueños poca realidad, solamente de la máquina se puede decir “irregularidad”.

Veracruz, no hubo baile en el puerto y tuvieron todo a la mano y se dejaron alcanzar en los momentos claves y eso los dejo fuera de las finales.

Morelia, no aportaron nada al torneo y fueron un equipo totalmente”gris”.

Monterrey, no defendieron  absolutamente nada su corona y el torneo para la institución regia fue un “fracaso”.

Irapuato, soñaron y parecía que no despertaban y de repente se cayeron de la cama y no volvieron a poder soñar con lo que vivieron al inicio del torneo.

Jaguares,  durante el torneo hay muy poco que rescatar, tan poco es que no me acuerdo de nada en este momento.

Puebla, si alguien ha tratado de regresar a su casa del Estadio Azteca usando el tren ligero durante un clásico, sabe de sobra que es un desorden total por no decir otra palabra, exactamente es similar a lo que ocurre en la organización del conjunto poblano. Un desorden que da como resultado estar al fondo de la tabla.

Atlas, una afición grande que no encontró durante el torneo las emociones de años anteriores. Se puede decir que se mezclaron su colores y de esa forma fue el torneo muy oscuro.

San Luis, mucho bombo y platillo en su estadio y pocos resultados. No desaprovechen a su afición denles algo por que gritar.

Querétaro, vi  la desesperación en sus ojos y puede ser la plaza o la maldición del Estadio Corregidora, no lo sé. Lo único que sé es que formaron con cada jornada  historia de terror en todos los sentidos.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas