Juega bien y bonito, luego vete!

Carlos Tevez nació un 5 de febrero de 1984, debutó en la bombonera la tarde calurosa del 21 de octubre de 2001. Tenía diecisiete años y comenzó a desbordar por la grama derecha, a regatear...

Carlos Tevez nació un 5 de febrero de 1984, debutó en la bombonera la tarde calurosa del 21 de octubre de 2001. Tenía diecisiete años y comenzó a desbordar por la grama derecha, a regatear burlándose de las defensas contrarias y se hizo conocido y querido de la gente. Macaya le dice “apache” y claro, es tan guerrero de las canchas que lucha y lucha y por consecuencia ... gana.

Mauricio Macri, presidente de Boca dio a conocer que Carlitos es pretendido por el Bayern Munich y que los teutones pagarían, sin que les tiemble la mano, doce millones de dólares!!! ¿¿¿Doce millones de verdes??? Aunque parezca irreal, Karl Heinz Rummenigge (presidente del Bayern), ofreció esa cantidad por la joya de Boca.

A ver, ¿y por qué no podemos hacer eso en México? ... Rafael Márquez Álvarez fue vendido si no mal recuerdo en 4 millones de dólares; quizás hasta estoy sobrevalorando el precio de la carta que vendió el Atlas ya no recuerdo bien ... pero más de 5 millones no fueron. ¿Qué hace falta para que México produzca a un jugador de la talla de Carlos Tevez, del Andi D’Alessandro o de Alejandro Cavvenaghi? ¿Cuándo será que Barcelona, Inter, la Roma o el Real se peleen a un mexicano? Me dirán que sólo doy ejemplos de jugadores argentinos y que tengo un fervor por el tipo de juego pampero pero no, en realidad me aferro a la idea de que en México se puede producir el mejor jugador del mundo.

El trabajo en fuerzas básicas es elemental, produce a la larga un mejor nivel de juego, más competencia y definitivamente más negocio, sino que le pregunten a Macri que, a punto de ser Gobernador de Buenos Aires quiere dejar las arcas del club con un saldo sumamente positivo.

Recuerdo que en Viareggio Italia, Rafa Márquez de Pumas jugó como ningún otro chamaco. Lo observaron todos los scouts y dejaron escapar más de un asombro. Pero Rafa regresó a México y esa picardía y tesón mostrados en las canchas italianas nunca los volví a ver en C.U. Fuera del golazo que metió de zurda contra Tecos en el Verano del 2002 la joven promesa mexicana se fue diluyendo.

¿Y entonces por qué no exportamos nunca? Harto conocido por todos y razón simple y sencilla: si no se lleva a cabo un verdadero trabajo desde que los niños tienen 9 o 10 años,  si no se reclutan jóvenes con ganas de ganar y se les brinda apoyo, escuela y comida, entonces no podremos pertenecer a ese club. Vergara, de Chivas, apuesta por ello y ojalá y le atine. Que pula a las promesas Chivas y que les meta en la cabeza que el objetivo principal es: no sólo hacer Campeón a su equipo sino jugar bien y bonito para salir de México.

Pero bueno, eso aún no sucede y ahora por quien pagan doce millones es por Carlos Tevez y no por Omar Bravo o Ismael Íñiguez (que tienen la misma complexión del Conejito Saviola fíjense!) ...

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas