La competencia en el fut y en la vida cotidiana

La Competencia, una palabra que envuelve valores entendidos, que terminan siendo el reflejo de nuestros límites.

Amigos, es un gusto poder compartir con ustedes una vez más este espacio y agradezco los comentarios que me han hecho llegar, me sirve mucho de retroalimentación y para la elección de los puntos a tratar.

En esta ocasión vamos a tocar un tema muy interesante: “La Competencia”, una palabra que envuelve valores entendidos, que termina siendo el reflejo de nuestros límites, alcances y también, por qué no, de nuestras frustraciones y miedos.

La competitividad llega a nuestras vidas antes de nacer, la lucha por llegar a transformarnos en seres humanos entre millones de células, es el primer reto al que nos enfrentamos y desde ahí, la vida es una lucha constante por sobrevivir y en el mejor de los casos sobresalir entre los demás.

Adentrándonos en el mundo del fútbol, al hablar de competencia uno se imagina el competir contra otro equipo, pero desde mi perspectiva, no comienza ahí. Si quieres destacar como profesional debes saber que enfrente de ti hay cientos, miles de personas que están tras tu mismo sueño, tendrás que pasar por muchos filtros para ganarte un puesto y vas a competir contra compañeros a lo largo de tu formación.

El reto empieza cuando decides que quieres ser, futbolista de fin de semana o futbolista profesional. También te enfrentas a la elección para decidir qué posición vas a jugar en base a tus características y cualidades.

Si eres portero la cosa se pone más difícil, el primer problema es que solo hay un lugar en el equipo y es un puesto especializado.

En el armado del equipo hay cuatro defensas o cinco según el planteamiento, igual número de medios o delanteros y existen jugadores plurifuncionales que tienen el talento para desempeñarse prácticamente en todas las posiciones, pero no cualquiera puede cubrir el perfil del portero.

Los equipos normalmente tienen 4 porteros, así que tendrás que competir con tus compañeros para ser titular y para lograrlo necesitas una gran mentalidad.

Me voy a adentrar en el área de los porteros, el perfil que buscamos los entrenadores de fútbol y las cualidades que deben tener son las siguientes para que tomes nota:

Cualidades Físicas: La estatura es fundamental, siempre buscamos jóvenes que cuando terminen la etapa de crecimiento alcancen el 1.80 metros como mínimo.

Velocidad: Rapidez de reacción, fuerza en sus extremidades inferiores para lograr altura en las salidas al momento de saltar y flexibilidad.

Capacidad técnica: Saber en dónde está parado acortando con su salida el ángulo de disparo del contrario, intuición para salir en los centros y fildeo de balón, que tenga la capacidad para lanzarse a sus costados, aquí normalmente los arqueros tienen un lado natural para recostarse y se trabaja con mayor énfasis en el lado débil. El buen golpeo de balón también es un factor determinante.

A pesar de que las manos son su arma elemental, los pies son muy importantes en la actualidad y es fundamental que desarrolle la técnica, preponderando que el portero si trabaja con calidad, sus despejes se convierte en el primer atacante del plantel.

En este tema de la técnica con el trabajo se va puliendo y corrigiendo con el tiempo y nosotros los entrenadores les damos los medios para mejorar en el día a día.

Cualidades tácticas: El arquero debe tener una buena lectura de juego, análisis de la situación que se vive dentro del terreno para ubicarse y acomodar a su zaga, pericia para tomar decisiones importantes y estar en el lugar preciso. Este punto es muy importante ya que podemos tener a un portero con excelente técnica, físicamente muy fuerte, pero si no toma buenas decisiones al intervenir seguramente no tendrá una carrera exitosa.

Psicológicamente estable: Una de las características más comunes es la valentía, confianza en ti mismo, extrovertido, voz de mando para hacerte escuchar y que tus compañeros sepan que hay un líder que está cuidando sus espaldas.

Para ser un portero de alto rendimiento tendrás que competir día a día en los entrenamientos y tu lucha personal será fundamental para sobresalir de los demás.

Así que poniendo en consideración cada una de estas cualidades mencionadas, es que debes hacer un análisis personal de la situación en la que te encuentras.

Ya con el tiempo llegarán los partidos oficiales, empezarás a competir contra otros equipos, tendrás otras dificultades que vencer y retos por superar. Pero en el fútbol como en la vida siempre se compite y nuestros genes están siempre listos para enfrentar los retos que se presentan en el camino, ya es decisión tuya cómo te preparas y cómo los decides encarar. Lo importante es que todos tus esfuerzos y tu competitividad estén fundamentada en buenos valores y en el bien común.

Si estás dispuesto a vivir bajo este esquema ¡Adelante! Te felicito, porque como recompensa, el fútbol te dará un sin fin de satisfacciones y logros a lo largo de toda tu vida.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas