La visión de FEMSA

Como si fuera un sueño, el Monterrey se vio de pronto colocado en el lugar número 33 del ranking mundial, avalado por un instituto de reconocimiento global, como es la Federación de Historia...

Como si fuera un sueño, el Monterrey se vio de pronto colocado en el lugar número 33 del ranking mundial, avalado por un instituto de reconocimiento global, como es la Federación de Historia y Estadística. La distinción, que pone a los regios como nunca antes en su historia, está basada en un modelo matemático que otorga cierta cantidad de puntos según los resultados de los clubes en cada Liga que participan. No es lo mismo sumar victorias en Inglaterra que en México, eso está claro. Por eso, intentando ganar credibilidad, la IFFHS marca parámetros de jerarquía. Para el organismo, por ejemplo, una victoria en la Copa Libertadores vale 14 unidades, mientras que el mismo resultado en la Copa de Campeones de CONCACAF sólo 9. Según la IFFHS, La Pandilla cosechó 176 unidades en los últimos 11 meses, en ligas de segundo y tercer puntaje, para situarse por encima de clubes de élite como el PSV, el Fluminense, el Milán y el Manchester City. Fue el mejor club mexicano en el mundo, y el octavo del continente. Esta cumbre en el 2010, ahora reconocida por conteos internacionales, sólo reafirma que el Monterrey está viviendo su era dorada después de seis décadas. Y lo está haciendo de la mano de un nombre que aparece poco en las crónicas periodísticas: FEMSA. La empresa regiomontana, sin los reflectores de otros dueños, está guiando a Rayados por una senda exitosa que rebasa los pronósticos de muchos. Hoy pocos recuerdan que la refresquera tomó al equipo en 1999 cuando estaba al borde del descenso. Hoy parece lejano el partido en que el Monterrey se jugaba la vida ante el Puebla, dividido en sus más altos niveles, sin dinero ni para pagar salarios. Hoy sonaría a broma que el Monterrey estuviera intervenido por el SAT, entonces Secretaría de Hacienda, y que careciera hasta de un lugar propio para entrenar. Hoy sería un disparate imaginar al presidente del equipo luchando desde la cárcel por demandas de fraude, y con el futuro deportivo en vilo. Hoy las finanzas se han saneado, se ha construido un complejo de entrenamientos, se planea un estadio, y el tema económico ya no va a las portadas. Hoy la palabra Liguilla se ha vuelto habitual en el aficionado, y el descenso parece tan distante, viendo al equipo enfilarse al primer lugar en la tabla porcentual del 2011. Yo, al igual que muchos, no soy de los que esperan con ansias los reportes de la IFFHS para ver a México y sus clubes en comparación con las potencias. Pero valga esta lista -tan polémica como reconocida- para repasar la era de una empresa comprometida con el futbol, y que en sólo 11 años ha transformado positivamente el rostro de uno de los equipos decanos de la liga. Como siempre estoy a sus órdenes en la Coordinación de Mediotiempo Edición Norte, y les recuerdo que el correo ovelazquez@mediotiempo.com está a su disposición para compartir éste y otros temas que nos apasionan.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas