Presiones

Suena extraño mencionar esa palabra a tan poca distancia del arranque del torneo. Pero sí, es evidente que la Jornada 3 que está por iniciar envuelve el sentido de urgencia para varios equipos.

Suena extraño mencionar esa palabra a tan poca distancia del arranque del torneo. Pero sí, es evidente que la Jornada 3 envuelve el sentido de urgencia para varios equipos, que se juegan más que tres puntos en sus respectivos compromisos. Necaxa, Puebla, América y Monterrey ya tienen un aire obligado, tras un inicio inesperado para sus aspiraciones. Pero la agravante surge en los primeros tres, que además, si no obtienen un triunfo, podrían dar inicio a la mal acostumbrada danza de los técnicos, hábito con que los directivos en México cubren su responsabilidad en un fracaso deportivo. La atención estará este viernes en Aguascalientes con un duelo clave en el descenso. Necaxa, con dos derrotas a cuestas, recibe a unos inspiradísimos rojinegros del Atlas, que llegan con la etiqueta de líderes generales. Daniel Brailovsky sigue hundido en el fondo de los cocientes, y así se mantendrá varias semanas mientras no combine una racha triunfal. El "Ruso" prepara una noche donde o le devuelve la fe a su proyecto de salvación, o estará listo para hacer maletas y ceder el barco a otro capitán. Puebla es otro plantel con dinamita en el banquillo. Suma un empate y una derrota, resultados que no supondrían mayor riesgo, pero José Luis Trejo se encuentra en el club más volátil de la Primera División y donde una racha negativa es sinónimo de peligro. Y este domingo recibe a los Tecos del "Chelís", el hijo pródigo del club, que si triunfa en su antigua casa, incrementará el apremio interno. Y el otro caso similar es el América. Aunque se diga que el proyecto es a largo plazo y que la continuidad es inmune a los resultados, es claro que un tercer duelo sin ganar podría enterrar la tercera etapa de Manuel Lapuente. América no peligra en el descenso como los dos primeros, pero las Águilas viven un momento histórico de desagrado ante su afición, que difícilmente soportaría otra falta de respeto a su de por sí devaluado nido. Tigres tiene cinco años sin caer en Santa Úrsula y perfila para hacerle la maldad. Yo soy de los que piensan que un técnico despedido en tan corto tiempo siempre es malo para toda la Liga. Pero nuestra historia así lo marca y estos tres entrenadores encabezan la nominación para el primer despedido del Clausura 2011. Si hiciéramos una quiniela ¿Usted, a quién le apostaría?

COMPROMISO Quiero agradecer a todos por sus correos y comentarios por mi columna anterior, y de paso recordarles que como siempre estoy a sus órdenes en el mail ovelazquez@mediotiempo.com y en twitter @oscaradrian_vzz para compartir éste y todos los temas que nos apasionan.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas