El ganar como sea

El Monterrey de este 2011 tan vivo como la mayoría de los equipos rumbo a una eventual Liguilla, aunque extrañamente sus expectativas hoy no le alcanzan ni para ilusionarse a sí mismo.

El Monterrey de este 2011 tan vivo como la mayoría de los equipos rumbo a una eventual Liguilla, aunque extrañamente sus expectativas hoy no le alcanzan para ilusionarse ni a sí mismo. Con tres juegos al hilo sin derrota, pareciera que la confianza en el equipo de Vucetich debiera ir a la alza, pero contrario a eso ha perdido votos entre su misma comunidad. Numéricamente, el cuadro Rayado está dentro de un pelotón de planteles que tienen el protagonismo a la mano. Sin ir tan lejos, con un triunfo este sábado ante el Atlas podría trepar al cuarto puesto general, recuperando gran parte de lo que perdió con sus dos derrotas al inicio del calendario. Pero como hace tiempo no se veía, el panorama de La Pandilla se ha ensombrecido por lo que el plantel refleja dentro del campo. Las actuaciones albiazules han abierto más dudas que seguridad; sus triunfos –aún la goleada de visita a los Jaguares- dejan ver un Monterrey que apenas hace sombra al que fue Campeón, sin el convencimiento que se le vio hace poco. La victoria ante el Toluca debiera suponer que el equipo está con un pie en Semifinales de la Copa. En vez de eso, ayer en diversos foros futbolísticos pude palpar que muchos aficionados no serían capaces de apostar que liquidarán la obra en el Tec basándose en lo que vieron en el televisor. Transmitir en el futbol es la esencia de las aficiones. No importa el estilo de juego, sino trasladarlo con aplomo. El contagio va más allá de ser ofensivo, defensivo, lavolpista, pragmático, oportunista, o échaleganas. Ese convencimiento de los tiempos en el campo es lo que te da la idea de un equipo listo. Y eso es lo que Monterrey no logra reflejar. Quizá Rayados logre llegar a la Liguilla y de nuevo ser un férreo contendiente al título. Quizá el miércoles despache al Toluca y se enfile a un nuevo título en la era Vucetich. Pero esto, si lo logra, no hay duda que será con una fórmula diferente a la del 2010. Hoy con un rostro que parece improvisar mucho en el campo. A MAURICIO AGUIRRE La batalla que estás por iniciar es la más importante de tu vida, pero ya una vez libraste un partido crucial, y sabemos que puedes con este nuevo reto. La gente que te ha tratado en el Barrial se da cuenta de lo valioso que eres como persona, y ni decir de tus aptitudes como portero. Adelante Mauricio, este partido lo vas a ganar. Pueden seguirme en Twitter: @oscaradrian_vzz

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas