Continuismo

América era tradicionalmente el equipo más amado y odiado del futbol mexicano, pero ahora gana más adeptos que rayan en la decepción y la lástima.

América era tradicionalmente el equipo más amado y odiado del futbol mexicano, pero ahora gana más adeptos que rayan en la decepción y la lástima. La ratificación de Reinoso y compañía ha dejado un marasmo emocional entre la comunidad azulcrema, que apenas si logra reconocer a su equipo en medio de la identidad que toma actualmente. Hace algunos años se decía que al América le faltaba un campeonato para estabilizar su entorno. Ahora ya no basta con eso. Las derrotas y los errores en el Nido son tantos, que dejan si argumentos a sus defensores, y sin emoción a sus detractores. Hoy la compasión es lo más parecido al sentimiento general. Lo que ha hecho el América este torneo está muy por debajo de sus valores como institución. Ya ni siquiera es por estar sometido al odioso juicio de ‘equipo grande’. Ahora sus niveles entregaron el respeto, y cualquier equipo del país –y del extranjero- se le pone al tú por tú con posibilidades de exhibirlo. De ese equipo que en la década de los 80’s enamoró a miles de aficionados en todos los rincones de México sólo queda el recuerdo. Hoy no juega absolutamente a nada. Tengo el gusto de conocer a gente que ama la playera azulcrema profundamente. Y hasta los más arraigados hoy voltean con duda al interior, sin saber qué esperar ya del conjunto de Coapa, tan histórico como pisoteado en la actualidad. No señores, América no está para eso. Una cosa es segura. Con la hiriente ratificación del ‘proyecto’ muchos dudan en ratificar apoyando al Águila. Y con las promesas –tan abundantes desde hace años en el equipo- desde este momento, América será uno de los equipos más presionados para arrancar el próximo torneo. A dos meses del Apertura 2011, y ya desde ahora el banquillo Águila tiene encima una guillotina. Todo por el continuismo que entierra en una galante sonrisa los errores no admitidos de un proyecto enmarcado en la decepción.

PREGUNTAS

La Liguilla del Clausura 2011 llega esta noche con sus episodios de Semifinal, y al reunir a tres de los cuatro equipos con más convocatoria nacional es de esperar platillos de alto vuelo. Pero antes que saborearnos, es necesario tener claro qué rostro nos mostrarán los protagonistas en la antesala de la final.

¿Podrá Pumas evitar el espíritu desangelado de la Ida ante Monterrey, y aparecer desde el inicio con el hambre y la aplicación del duelo de Vuelta? ¿Se atreverá Guillermo Vázquez a jugar de visita con el planteamiento asfixiante que utilizó en CU para vencer al campeón? ¿Es Alejandro Palacios un portero que lleve al título? ¿Será por fin Cruz Azul el equipo con el empaque para reflejarse como aspirante al título? ¿Le ayudará a Enrique Meza ser el único técnico de las Semifinales que ha probado un campeonato? ¿Seguirá Cervantes olvidado en la defensa? ¿Podrán ‘Chaco’ y Villa ser la dupla que muchos presumen, pero no siempre aparece? ¿Chivas está listo para inspirar temor en la Fiesta Grande? ¿Seguirá Marco Fabián cargando al rebaño con ese nivel que lo hace parecer extranjero? ¿José Luis Real dejará de ser un técnico de probeta para afianzarse como una opción confiable en México? ¿Se atreverá Vergara a retomar sus desplegados en caso de ganar? ¿Monarcas se verá igual de arrollador ante equipos de más empaque que su primer rival en Liguilla? ¿Está el ‘Jefe’ Boy listo para graduarse con un título, y dejar de ser un técnico de torneo regular? ¿Es Joao Rojas el crack que se vio ante el América? ¿Se volcarán por fin las aficiones con sus equipos, evitando huecos grises en los estadios?

Si la mayoría de las preguntas tienen respuesta afirmativa, creo que nos espera una noche memorable, donde tendremos un gran avance en la búsqueda de los finalistas del Clausura.

twitter: @oscaradrian_vzz

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas