Eres el Draft

Y regresaste en este 2011 dejando una estela de emociones extrañas en una jornada intensa, única en nuestro año futbolístico.

Y regresaste en este 2011 dejando una estela de emociones extrañas en una jornada intensa, única en nuestro año futbolístico.

Desafiar los estatutos internacionales ha dejado de ser un problema para ti.

Tienes años agonizando. Pero siempre te las arreglas para volver recargado, con la energía suficiente para generar expectativa, y cumplir el propósito de muchos clubes en lo deportivo, pero sobre todo en lo económico.

Hoy no sacudiste la Liga como otros años.

Tu mejor contratación esta vez no fue tan clara. Se la disputan Christian Benítez al América, o César Delgado al Monterrey. Tuviste un contraste marcado entre las posturas de los equipos. Puebla, que tenía el problema de contar con muy pocos jugadores propios, ahora sumó a 18 elementos, siendo el cuadro más reforzado de la Liga. Pero nuevamente, sólo uno de ellos– Lucas Silva - fue en compra definitiva.

La cara opuesta la viviste con Pumas, que siendo el campeón no registró ninguna incorporación, y sí colocó a cinco futbolistas.

Sorprendente lo que dejas en esta edición con Tigres y Atlante. Los felinos, siendo un equipo habitualmente comprador, esta vez acabó con saldo vendedor, resistiendo la tradición de buscar las estrellas de moda. Caso contrario el de los Potros, que suelen ser un cuadro proveedor, pero ahora firmaron cinco boletas de compra, extraño en su actual administración.

Pero si de cantidades económicas hablamos, tu balance favorable de este año debe agradecerse al nuevo invitado de la Liga, los Xolos de Tijuana, que sin empacho ante las acusaciones militares al papá de su dueño, sumaron 12 incorporaciones oficiales, varias de ellas muy interesantes.

Pachuca fue otro que resaltó con cara de reforzarse, queriendo componer lo que hizo -o dejó de hacer- en tus dos ediciones pasadas. Chivas y Toluca, ahora extrañamente para sus números, sólo sumaron un elemento cada uno.

Querétaro dio la nota al ofrecer la enésima oportunidad al ‘Bofo’ en Primera División, volviéndose la esperanza de los Gallos de permanecer un año más en la Liga. El reciclaje lo muestras con Jaguares y Estudiantes, que dan la vuelta a viejos conocidos; mientras que Santos, América, Cruz Azul y Rayados, por lo mesurado de sus esfuerzos, parecen haber aprendido cómo conviene llegar a tu cita. San Luis, y Atlas, para no variar, volvieron a ser los grises de tu caravana.

Señor Draft mexicano, quizá no sea usted un ejemplo de crecimiento, pero sí de constancia. Tus números se mantienen en un rango promedio, con 104 transferencias, 27 de las cuales fueron compras definitivas, y 77 préstamos temporales.

Y terminaste sin mayor sobresalto. La hora de cierre nunca importa. Tus reglas cambian como te va conviniendo. Algo que quisiera entender es cómo los clubes te anuncian listas de transferibles para fomentar la transparencia, y a la hora del encierro, cualquier jugador –esté o no inscrito-, puede ser sujeto de una negociación. Ojalá un día me lo expliques.

Sabes, amigo Draft, eres digno de admiración. Desde hace más de una década hay voces que dicen que dejarás de existir. Pero prevaleces como el único mecanismo que surte transacciones entre los equipos, y sigues representando la primera gran emoción del calendario. Y todos los que en el año te critican se ven felices por los pasillos de tu sede, en un simposium futbolero que es ya parte de nuestra idiosincrasia.

Señor Draft, empiezo a creer que le necesitamos. Vengas como vengas, con bombas o sin ellas, con calidad o sin calidad, con apego o fuera de FIFA, pisoteando o no la dignidad profesional, siempre logras captar nuestra atención. Eres como un mal necesario.

Amigo Draft, nos vemos en el 2012. Hoy menos que nunca tengo duda que volverás.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas