No aparece

Dos semanas separan a México de su debut en Copa América, y el rezago del plantel no es muy halagador.

Dos semanas separan a México de su debut en Copa América, y el rezago del plantel no es muy alentador.

El empate de este miércoles ante el Independiente de Medellín da la sensación de que faltará más que sólo tiempo para echar a andar al Tricolor B para su debut ante Chile en la justa continental.

Es natural que los duelos de preparación –sobre todo en un grupo que nunca ha compartido una alineación- no arrojen conclusiones definitivas.

Pero la expectativa para los juveniles mexicanos carece de un sustento futbolístico, viendo sus revoluciones en el campo. Ayer México se perdió por muchos momentos. La idea de juego, que en el Tri Mayor se vio en ascenso a cada duelo amistoso, brilla por su ausencia en el cuadro de Luis Fernando Tena.

Incluso da la sensación de que se trabaja un método distinto, y que no se tiene claro cuál es el estilo que se pretende para el certamen de Conmebol.

Rescatables en lo individual ‘Jona’ Dos Santos y Marco Fabián, éste último pese a fallar dos oportunidades claras que pudieron cambiar la historia. El resto sigue en otro tenor, cayendo demasiado en el individualismo.

Queda tiempo, es innegable, y en dos semanas podríamos estar hablando de un triunfo que derribaría las dudas sobre el cuadro azteca.

Pero hoy, partiendo de lo que se muestra, queda la sensación de que le urge añadir calidad a esta camada de jóvenes, que sin tener culpa en la presión, serán la respuesta a seis años de vivir con la regla 20/11, recién eliminada del mapa por los mismos que un día la aparecieron como solución.

¿Y SI FUERAN INOCENTES?   El camino de los cinco Seleccionados acusados de doping es muy claro en caso de refrendarse su culpa, pero si por alguna razón se demuestra su inocencia, pueden plantearse serias dudas en el proceder de la Femexfut.

Un plazo de seis meses de suspensión afloró como tentativo en caso de que se confirme la presencia del clembuterol en su organismo, y es de preveer lo que se vendría encima de Sinha, ‘Maza’, Ochoa, Dueñas y Bermúdez. Pero si todo sale negativo, lejos de aclararse el panorama aparecerán nuevas interrogantes.

Hoy el entorno, para bien o para mal, clama por responsables, y es claro que existen. Porque no se puede acusar a un jugador de trampa –que es el espíritu del doping- y luego hacer como que nada pasó.

Pero me queda la inquietud de cuál será la postura en caso de que los cinco jugadores salgan limpios, enterrando el escándalo del año en nuestro futbol. Y sobre todo, me surge la pregunta si tras una eventual exoneración se hará una investigación a fondo para ver de dónde surgió todo, y principalmente, prevenir incidentes similares en el futuro.

Todo el rigor de la Liga espera por culpabilidad de los futbolistas. ¿Y si no?

El ‘usted disculpe’ ya ha sido muy útil a la FMF en casos similares.

twitter: @oscaradrian_vzz

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas