Jugar al resultado

Sólo un empate se registró en el arranque del nuevo torneo, arrojando una primera fecha de lo más amena el pasado fin de semana.

Sólo un empate se registró en el arranque del nuevo torneo, arrojando una primera fecha de lo más amena el pasado fin de semana.

Ocho ganadores por igual número de vencidos aparecieron en la carpa del nuevo calendario, y el compromiso por resurgir hizo eco en la mayoría de los equipos, que anotaron en total 26 goles, para un promedio de casi tres tantos por encuentro.

Sólo un duelo desentonó del promedio, y ése fue el que protagonizaron Tigres y Cruz Azul en el Volcán, y no sólo por el resultado, sino por los argumentos para construirlo.

El ver a dos equipos igualando puede tomarse de muchas maneras partiendo de lo que se hizo en el campo, pero los elementos del duelo arrojan a dos planteles sin triunfo, pero sobre todo sin hambre para buscarlo.

Y no es que el resultado empañe la visión de lo que fue un partido de calidad, sino que al contrario, el 1-1 refleja por sí mismo lo que ocurre cuando se antepone el sumar puntos, aunque sea uno solo, a corresponder a las expectativas que se generan en el entorno.

Jugar al resultado no es nada nuevo para técnicos como Enrique Meza o Ricardo Ferretti, que valga decirlo, son los entrenadores con mejores números de los que compiten actualmente, tomando como referencia los torneos cortos.

Pero el tema se remarca en el segundo, quien es quizá el más apegado a una disciplina táctica de todo el futbol mexicano, y quien ha logrado rescatar a Tigres, pero sin dejar la impresión de que este equipo puede dar un paso todavía mayor.

No hay duda que ‘El Tuca’ tiene un excelente Plan A para su equipo, y ése ya está consolidado a un año de su llegada. Pero el Plan B,  ése que surge cuando las cosas no caminan, sigue sin aparecer, y eso frena al equipo en momentos claves.

Si Ricardo Ferretti logra encontrar variantes en el campo –cambiando o no jugadores, que eso es su decisión- podría hablarse de Tigres como uno de los grandes protagonistas del torneo, asumiendo el peso de aspirar al título, con una de las nóminas más completas de la Liga. Si no, tendremos que remitirnos simplemente a un equipo competitivo, que en un golpe de ambición puede rondar la Liguilla, pero nada más.

Su tarea ahora le pone enfrente al Querétaro y de visita, una gran oportunidad en el papel para revertir un poco la mala imagen del inicio. Aunque para transformar sus posibilidades hará falta que venga ese toque de ambición, dispuesto a romper un esquema inicial con tal correr riesgos ocasionalmente.

Por lo pronto llega la Jornada 2, y otros duelos que destacan son el choque entre Toluca y América y el Santos Atlante, con perfil para aumentar la cuota de goles con que ha iniciado el semestre futbolístico.

Ojalá que ahí no se imponga el jugar al resultado.

Twitter @oscaradrian_vzz

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas