Sólo perdió en la cancha

Antes de iniciar con mi segunda colaboración en este espacio, quiero agradecer sinceramente “todos” los comentarios que al pie he recibido. A favor, en contra, de contenido o de redacción, todos...

Antes de iniciar con mi segunda colaboración en este espacio, quiero agradecer sinceramente “todos” los comentarios que al pie he recibido. A favor, en contra, de contenido o de redacción, todos los leo a conciencia y los valoro, -de verdad-.

México le ganó a Costa Rica en un triunfo histórico, además con goles que terminaron con una sequía anotadora de más de 45  años en territorio costarricense. Más allá del analisis técnico o táctico y de las criticas que pueda recibir el equipo dirigido por el colombiano Pinto, quiero destacar lo bien que casi todos los “ticos” estuvieron fuera del terreno de juego.

Todos sabemos que en la eliminatoria mundialista dentro de la CONCACAF, los compromisos para los mexicanos han sido muchas veces una verdadera pesadilla. Las visitas del Tricolor a Centroamerica, han presentado varios momentos espinosos. Condiciones adversas en terrenos de juego en malas condiciones, muchas veces sin recibir las facilidades para encontrar un lugar de entrenamiento, -en alguna ocasión teniendo incluso que practicar con una “cascarita callejera” en plena avenida principal antes del compromiso eliminatorio-.

“Aguantar candela” y soportar la presión del público afuera del estadio, escuchando insultos y agresiones, -esas mentadas que más que “arder”, hacían temer por la integridad fisica. Las famosas serenatas a media noche entonadas en el hotel de concentración, con el único proposito de impedir el descanso de los jugadores mexicanos, y por supuesto las tremendas broncas que involucraban a jugadores y aficionados, -como la que recordó hace un par de dias Don Antonio Carvajal, y en la que, en la década de los años sesenta, terminó con gases lacrimógenos lanzados por las fuerzas de seguridad en la Ciudad de San José.

En esta ocasión, la seguridad para los “enemigos deportivos” estuvo garantizada desde el principio.  Más de 500 elementos policiacos fueron puestos a disposición de la delegación mexicana desde su llegada a San José.  El hermetismo en el hotel Bougainvillea fue de lo más profesional.  Los reportes en los medios de comunicación, entrevistas en radio y televisión, además de las anécdotas de un par de amigos que por ahí estuvieron,  me hacen entender que hoy los “ticos” perdieron sólo en la cancha y en 90 minutos.

Es cierto que hubo situaciones de logística que a algunos no gustó y también es cierto que al final la molestia de la afición centroamericana por el resultado en contra, ya no fue tan amigable, pero afortunadamente no hubo saldo negativo que lamentar. Los aficionados mexicanos que estuvieron en tierras ticas se quedaron con ganas de regresar, luego de recibir un trato amable y hospitalario. Para el equipo de Lavolpe, ni qué decir. Por su puesto el buen trabajo, producto de 2 años de preparación, y el carácter mostrado sobre el terreno de juego, se vieron recompensados con el marcador final, aunque habrá que decir que no sufrieron la misma hostilidad que antaño.

Saldo blanco en el juego Costa Rica vs México, lo que me hace pensar que la CONCACAF, se está avanzando en aspectos futbolisticos y extrafutbolisticos.  Se está regresando al principio de este deporte que es “romperse el alma en la cancha” y a disfrutar del futbol como lo que es, una fiesta.

Un aplauso al que ganó haciendo el mejor futbol, osea México, y un aplauso al que ganó practicando un deportivismo casi ejemplar, o sea Costa Rica.  Suerte para la próxima que quedan 4 más rumbo al mundial de Alemania.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas