Lo bueno, lo malo y lo feo

LO BUENO

LO BUENOSi todos coincidimos en que la máxima fiesta del futbol es el gol,  tenemos que alegrarnos por lo ocurrido en la jornada 7 del clausura 2005 en el balompié azteca.

¿Cuál le gustó más? ¿El gol de Luis Gabriel Rey? Que por cierto le dio el triunfo a los monarcas sobre los pálidos dorados. Un disparo preciso, con técnica, fuerza y colocación.O ¿el de Eliomar Marcón? característico de un delantero moderno. Después del despiste defensivo, se adelantó, se animó y disparó exacto al ángulo superior contrario al arco de Cristante.  Marcón, demostró que un verdadero delantero tiene la portería siempre tatuada en la mente.

¿El de Bruno Marioni?  El cual, creo se recordará durante mucho tiempo. Si utilizamos un termino beisbolero, diremos que “después del error, vino el hit”.  Marioni abanicó de zurda, la pelota salió elevada de manera involuntaria en su propio eje y fue entonces cuando el ariete argentino nos demostró que además de reclamar decisiones de los directivos disciplinarios, es un goleador de raza y con recursos. Una media chilena de alarido para empatar el vibrante duelo capitalino entre pumas y cementeros.

O bien ¿el de Kléber? con el que una vez más este hombre dejó en claro la geografía de su nacimiento. La estampa clara de un gol con sello brasileño. Parece que este delantero le quiere regresar la fe a algunos aficionados americanistas ávidos de figuras que justifiquen su presencia en la Institución de Coapa.  De seguir así, Kleber podría hacer recordar a extranjeros como Brailowsky, Zelada, Santos, Biyik o Kalusha en los últimos 20 años.

LO MALOLa pregunta es clara y directa, al mismo tiempo que alarmante. ¿Dónde estan los goleadores mexicanos?  De los 30 primeros anotadores de este Torneo Clausrua sólo aparecen ocho nacionales.  Y eso no es todo. De los primeros diez, sólo uno es mexicano,  -gracias "Kikín"-.

Los líderes son extranjeros y justifican completamente su presencia en México.  Kléber, Vuoso, Marcón, "Chelito", Ludueña, "Piojo", Quinteros, Cardozo, "Pony", etc, etc, etc...  Sinceramente da gusto constatar que los de afuera son de gran  nivel y fácil adaptación a las condiciones de un campeonato de 17 jornadas regulares,  pero ¿y los mexicanos?  El Balompié azteca, suspira nostálgico al recordar las épocas -no tan lejanas-  en las que mandaban Hermosillo, Pelaez, Luis García, Zague, Luis Hernández, Luis Flores, Sergio Lira y Hugo Sánchez, entre otros. Hasta el momento Borgetti no se conecta del todo y los de casa no sacan la casta.

LO FEODe nuevo aparece un hecho insólito en el futbol mexicano. Así como la semana anterior se hizo famosa por el cambio de camiseta de un director técnico de Chiapas a Pachuca en tan sólo 9 días, ahora otro movimiento “fantasma” evidencia la necesidad de implantar un verdadero orden.

Uno que aparecía como dueño, dio las gracias y ya se fue. Rafael Herrerías -taurino y no futbolero-  terminó con su fugaz paso por el balompié.  El responsable del Fideicomiso del Veracruz, le echó la bolita al Gobierno del Estado, que dicho sea de paso, nada tiene que hacer al frente de un equipo profesional de futbol, y si no que le  pregunten a los guatemaltecos, amagados por la FIFA con una suspensión cuando sus gobernantes se metieron en el manejo del deporte más bello del mundo.

Herrerías se salío del “fut” aunque sigue siendo el dueño de las cartas de los jugadores más importantes como Biscayzacú,  "Matute", Romagnoli, Ayala, Quatrocchi, Bernal y el mismo Kléber, quienes por el momento seran prestados al “gober” y a la nueva directiva escuala.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas