¿Y Torrado?

Las criticas, los ataques y las comparaciones hacia Ricardo Lavolpe, se pueden hacer a un lado después de los últimos resultados al frente de la Selección Mexicana de Futbol. Aún así, me sigue...

Las criticas, los ataques y las comparaciones hacia Ricardo Lavolpe, se pueden hacer a un lado después de los últimos resultados al frente de la Selección Mexicana de Futbol. Aún así, me sigue atacando con fuerza una gran interrogante: ¿Dónde está Gerardo Torrado? Un futbolista que posee calidad, potencia fisica, experiencia internacional, carácter y sobre todo firmeza en la consecución de sus objetivos.  Un hombre que merece un mejor trato.

En el año 2000, afrontó con valentía su necesidad de emigrar. Se impuso al “sistema”, peleó con la directiva Puma y obtuvo su libertad para así cimplir su sueño de jugar en Europa. Tocó puertas en el  Tenerife, en el modesto Polideportivo Ejido, se contrató por tres años con el Sevilla y pasó recientemente al Racing de Santander.

Torrado ha jugado todos los partidos desde su llegada al cuadro cántabro. De los diez juegos de este año 2005, participó como titular en los seis primeros al mando del ahora extécnico Lucas Alcaráz y tras la llegada del nuevo estratega Nando Yosu, el mediocampista mexicano ha ingresado de recambio en los últimos cuatro compromisos de la llamada liga de las estrellas.

Todo esto lo cito, ya que en algunas declaraciones, Lavolpe justificó su no convocatoria a la falta de actividad con el Sevilla. Hoy en día, Torrado ha tenido más actividad en España que algunos de los actuales seleccionados nacionales en México, como es el caso de Rafael García quien en los últimos 10 encuentros con el Cruz Azul (tomando en cuenta las dos últimas fechas del torneo anterior y las ocho iniciales de este) suma tan sólo 5 participaciones.

Está claro que Gerardo no es del total agrado del actual técnico nacional, -decisión que si bien respeto, no comparto-.  Israel lópez, Pável Pardo, Luis Pérez, Zinha, Rafael García y Octavio Valdéz, han recibido su confianza. Gerardo Torrado no ha sido llamado por Lavolpe desde el verano anterior, cuando tuvo una fugaz participación en la Copa América de Perú.

Tal parece que al futbolista mexicano le conviene más permanecer en la liga local que buscar un lugar en el viejo continente. Si Torrado renunciara a la liga española y decidiera regresar, estoy seguro de que encontraría la titularidad en alguno de los equipos grandes del balompié azteca. ¿Se lo imagina con el América? ¿O con las Chivas? ¿Puede ser Torrado titular en el Cruz Azul? ¿O en los Tigres? ¿Entraría de nueva cuenta en el esquema de los Pumas? ¿O quizá en el Toluca? Como si contaramos con 50 futbolistas mexicanos en las mejores ligas del mundo. Hoy, sólo Rafael Márquez y él, participan semana a semana en la Primera División española.

Que rápido se nos olivida el gran gol que le hizo a Perú y con el que México consiguió el tercer lugar en la Copa América de Paraguay ´99. Que rápido se nos olivida el desesperado rostro del italiano Franceso Totti al no poderse librar de la ferrea marcación del mexicano “cabeza rapada” en el Mundial del 2002.  Qué rápido se nos olivida que a Torrado le “echaron el ojo” los del Deportivo la Coruña y los del Barcelona hace apenas unos meses.

Con razón hay cada vez menos futbolistas mexicanos de buen nivel en el extranjero. Parece más sencillo permanecer cómodo en la liga mexicana e incluso solicitar descanso para no asistir al llamado de la Selección Nacional aduciendo cansancio por el exceso de trabajo, que esperar ser observado en un equipo de modesto presupuesto a miles de kilometros de distancia. Yo podré respetar las decisiones del técnico, que a fin de cuentas hace efectiva su facultad de poner a quien el cree conveniente, pero también hago efectivo mi derecho de seguir preguntando... ¿y Torrado?

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas