¡Ah que Evaristo!

Parece que el nombre de moda en el Futbol Mexicano no será ni el de Carlos Salcido, que tan brillante actuación nos regaló en la Copa Confederaciones; ni el del Ricardo Lavolpe, al que se le tiene...

Parece que el nombre de moda en el Futbol Mexicano no será ni el de Carlos Salcido, que tan brillante actuación nos regaló en la Copa Confederaciones; ni el del Ricardo Lavolpe, al que se le tiene que reconocer el positivo trabajo al frente de la Selección Mexicana; ni el de Jorge Vergara, quien sigue demostrando que lo pirotécnico no le quita lo efectivo como directivo; ni lo de "Chava" y "Aarón" quienes tendrán que sumar a sus vacaciones otras 52 semanas por la sanción impuesta por los federativos.

No, el nombre de moda en nuestro folklórico balompié será esta semana el de Adán Evaristo Hernández, un hombre al que todos señalan, y al que la inhabilitación de parte de la FEMEXFUT lo deja fuera del balompié.  Bueno, de menos él no pasará a la historia como el "héroe desconocido", a este individuo le pusieron nombre y apellido para archivarlo en los "misteriosos casos sin resolver" de nuestro "fut". Corrió con mejor suerte que otros, como por ejemplo, "La Secretaria" –y no la del payaso que daba las noticias y que obtenía las notas de 8 columnas- sino la involucrada en el lío por la contratación de Donizete, ¿se acuerdan? Cuando "la firma", "el fax" y "la secretaria" limpiaron la imagen de los entonces involucrados en la contratación fantasma del brasileño que regresó a nuestro país para jugar en los Tigres, aunque lo reclamaba el Celaya.

Como en este espacio prefiero tocar puntos más triviales y no los de "real interés", me permitiré hacer a un lado a este personaje de pocas palabras y quien quizá ahora tenga que contratarse en algún gimnasio de “pilates”, “taekwondo” o "aerobics".  Si me permiten, destacaré las agallas, técnica depurada, y gran profesionalismo de los jugadores de las Chivas y particularmente del nuevo estelar defensivo que también aporta a la ofensiva, Carlos Salcido. Este jugador es un producto de la confianza de un club que no por ser grande ha dejado de probar. Salcido es un jugador con el nivel para emigrar a una de las ligas estelares de europa. 

Pero ya que hablamos de este hombre que ha venido conectándose con el principal promotor del futbol que es la seguridad, tengo que hacer mención a 2 personajes relacionados con él, quizá antagónicos, pero igualmente importantes: Jorge Vergara, quien ha demostrado una vez más que "no juega". El dueño de las Chivas ha sorprendido a muchos desde su aparición en el mundillo futbolero. Amenazó con adquirir al equipo más popular de México y cuando muchos se reían argumentando que los "socios" nunca lo aceptarían, los convenció hablando y pagando. Cuando a Vergara se le ocurrió obtener más jugadores de la cantera chiva, fue criticado por "codo" y por no invertir en refuerzos del Rebaño Sagrado. Hoy, Vergara ha demostrado que Salcido, El "Maza", Bravo, y compañía no son producto de la casualidad. Este empresario, ahora directivo, es puntilloso, acostumbra encimar y discutir. Negoció para dividir a sus seleccionados entre el Tri y la Libertadores y nunca quitó el dedo del renglón para enviar su avión regresándolos después de enfrentar a Alemania. Si alguien tiene que pelear por lo suyo, son los directivos y Vergara lo hace.

Obviamente que al destacar lo que este hombre está haciendo en el balompié tenemos que rematar hablando de otro en algo relacionado y de igual antipatía mutua. Otro que provoca polémica con la boca, pero que cada que puede, silencia a sus detractores con el reflejo de su trabajo. Ricardo Lavolpe, es el técnico nacional y hoy más que nunca justifica el lugar que ocupa, -no porque en los dos años y medio que lleva en el cargo no haya puesto su empeño o su trabajo, sino porque todos saben que los técnicos viven de los resultados-.

Siempre habrá gustos, estilos y preferencias. El futbol nunca dejará de crear controversias y discusiones, pero a Lavolpe lo contrataron para hacer justo lo que está haciendo ahora. La Selección Mexicana sabe a qué juega y presume ya de contar con un estilo. Lavolpe conoce bien al futbolista mexicano y le está sacando provecho, aunque es verdad que no muchos han tenido la oportunidad que se le ha presentado a este entrenador. Fuera de Bora y Manolo, incluso por encima del gran Nacho Trelles, los técnicos nacionales han durado poco, este es el tercer proceso más largo del Tricolor .

Si bien es cierto que aún no gana nada importante (ya que la Copa Oro, y el boleto olímpico se habían ganado muchas veces antes) este Tricolor gusta a propios y a extraños. No se puede hacer a un lado a Mejía Barón y el Vasco Aguirre que fueron subcampeones de la Copa América, a Manolo que fue campeón de la Confederaciones, pero Lavolpe está en lo suyo, demostrando que los “veintitantos años” como técnico en nuestro país le sirven a él y a nosotros. Le saca jugo al fruto que ha cosechado y del que tiene mucho que sembrar todavía el futbol mexicano.

Sus declaraciones fuera de lugar, sus ataques a enemigos inventados, hacen contrapeso al trabajo serio que realiza en la cancha. Bien por el proceso y sólo le pediría un favor... "Si quiere utilizar a otro naturalizado, antes de entrar en polémicas a favor o en contra, mejor que aguante a que el Guille juegue, porque si no le faltaría al respeto a hombres como Torrado, Cuauhtémoc y el Cabrito que en ocasiones fueron ignorados por falta de ritmo". Lo que es un hecho es que jugadores como Carlos Salcido y hombres como Ricardo Lavolpe y Jorge Vergara, le hacen bien al futbol mexicano, de lo demás... disculpa que no te mencione mi querido Evaristo, pero tú, según nuestros federativos ya no tienes cancha en el futbol.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas