Perdidos en USA

Terminó la temporada regular de la décima experiencia en la MLS. El futbol que en un principio interesó y que ahora es invariablemente despreciado por los jugadores mexicanos. En sus inicios,...

Terminó la temporada regular de la décima experiencia en la MLS. El futbol que en un principio interesó y que ahora es invariablemente despreciado por los jugadores mexicanos. En sus inicios, representó la gran oportunidad para embolsarse los "jugosos dolarucos", justo en tiempos en los que no se comprometía la fiesta grande del balompié azteca. Hoy, el rumbo es diferente al de hace 9 años.

En 1996 arrancó esta liga "pagando mucho" con tal de reunir a las figuras, entonces estelares como Hugo Sánchez, Carlos Hermosillo, Jorge Campos y Luis Hernandez levantaron la mano para cruzarse al otro lado. Parecía inconcebible que las estrellas de México prefirieran participar en la nueva vitrina profesional del país en el que el futbol significaba la última importancia deportiva. Normalmente los jugadores mexicanos continuaban contratados en sus equipos de México y después de su compromiso estadounidense regresaban para disputar las fases finales: Jorge Campos, estaba entre Chicago y Atlante o Cruz Azul. Luis Hernandez, entre Los Angeles y el América, al igual que Hermosillo, Hugo y uno que otro más. Los malos resultados deportivos tuvieron que prohibir este trajín. Ni los mexicanos jugaban bien en Estados Unidos, ni rendían a su regreso a México.

Hoy, la MLS no paga lo que en un principio, cuando Klinsman, Valderrama y Hugo Sánchez, eran los estandartes de la nueva liga profesional. Hoy, la MLS paga poco, porque nunca triunfó a nivel mercadológico. Esta liga, quizá obligada por las circunstancias, se ha enfocado mejor en darle vuelo a los jóvenes. Resultado de ello son los 20 estadounidenses jugando en equipos de Europa, y las figuras de su Selección Nacional brillan en clubes ingleses, alemanes y holandeses. Son otros fines, quizá no tan atractivos, pero sí efectivos y siempre futboleros. La gente no abarrota los estadios como en el besibol, basquetbol o futbol americano, pero las entradas que se dan en la MLS, serían excelentes para varios clubes mexicanos (30 mil aficionados por encuentro que promedian franquicias como el Galaxy o el D.C. United, o los 15 mil que reúnen casi todos los demás). Los clubes estadounidenses inician ya la construcción de estadios propios para no compartir más con los equipos del deporte norteamericano. Estadios nuevos y funcionales, con capacidad no mayor a los 20 mil espectadores.

Esta temporada, ha sido la del regreso de los mexicanos importantes a Estados Unidos: Paco Palencia, Ramón Ramirez y Juan Pablo García, participaron en el fracaso de las Chivas USA. Jugadores importantes que tampoco brillaron. Es cierto que Palencia y el "Jabán" llegaron con poco tiempo, pero aún así, nunca hicieron diferencia. Hombres como Isaac Romo y el "Pirata" Castro tampoco mostraron el nivel que se les conocía en la liga azteca, además de un veterano como Martín Zuñiga, quien utilizó esta oportunidad para oficializar su adios al futbol. Mientras jóvenes estadounidenses siguen siendo transferidos directamente a equipos como el Fulham o Manchester en  Inglaterra, o el PSV Eindhoven Holandés,  los futbolistas aztecas, se mantienen reacios a esta liga.

Es un hecho que los jugadores mexicanos no se motivan en este escaparate y prefieren mirar hacia otros lados. Es un hecho que el atractivo ya no es económico. Es un hecho que en esta liga no hay grandes estrellas y que se ha convertido más en una productora de talentos y desarrollo de futbolistas norteamericanos. En esta liga, destacan los centroamericanos, sudamericanos, caribeños y uno que otro europeo. Esta liga ha sido elegida más como el último escenario futbolistico de figuras como Preki, Stoitchkov y Djorkaeff, pero algo es claro: esta liga no emociona a los mexicanos. Estilos y prioridades que debían entender los jugadores antes de aceptar las órdenes de los directivos que arbitrariamente los siguen orillándolos a jugar en donde a ellos les conviene.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas