Tienes razón Ricardo

Lavolpe no quiere hablar con quien no lo halague. Asegura que nadie destacó la sexta posición en la que apareció dentro de la clasificación de Historia y Estadística. Según él, nadie dijo nada...

Lavolpe no quiere hablar con quien no lo halague. Asegura que nadie destacó la sexta posición en la que apareció dentro de la clasificación de Historia y Estadística. Según él, nadie dijo nada cuando la cadena Fox Sports lo nominó como mejor técnico del Continente Americano. Nadie dijo nada cuando México fue ubicado como cabeza de serie para Alemania 2006.

Prefiere hablar acerca del nivel del Tricolor hasta después de la Copa del Mundo para conocer qué resultado obtendrá después del mundial número 18.

Me parece que el entrenador del Tri tiene razón, será mejor conceder alguna "declaración bomba" hasta después, hasta que se pueda hacer un análisis real de su trabajo después de culminado el casi mítico proceso. Quizá tenga razón Ricardo, porque efectivamente no ha ganado nada en concreto: la cabeza de serie del Tricolor en Alemania ha sido reflejo de los últimos 12 años del seleccionado azteca en las últimas 3 Copas del Mundo, de los 2 subcampeonatos y de los 2 terceros lugares en Copa América, del único campeonato en la Confederaciones en 1999 y de las victorias en el gran número de juegos de preparación en que participa anualmente el equipo mexicano (en este último rubro efectivamente ha sido producto del trabajo luego de los casi 3 años y medio de Lavolpe al frente, porque  todos los demás logros, fueron con otros hombres en el timón).

Efectivamente no se ha ganado nada hasta el momento, ni se ha hecho algo que antes no se hubiese alcanzado sobre el terreno de juego. Los fracasos en la Copa América del 2004 (en la peor posición alcanzada por México desde 1993), aunado a la frustración luego de no obtener una esperada medalla olímpica en Atenas, no se pueden borrar con un atractivo y vistoso estilo de juego derramado en una Copa Confederaciones en la que se terminó cuarto de ocho.

Ojalá México triunfe en Alemania y haga história. Que desarrolle al máximo el trabajo a conciencia después de este lapso nada común en la dirección técnica Tricolor (más por el largo tiempo, que por los éxitos rimbombantes) y que se demuestre el indudable profesionalismo y el trabajo planteado a conciencia por un estudioso del futbol como lo es Ricardo Antonio Lavolpe.

Él está ahí por méritos propios, pero efectivamente todavía no podemos resumir su estadía y labor. Falta lo más importante. Ojalá que se siga avanzando, que se olvide el "ya merito", que se muera el sentimiento de insatisfacción. Ojalá que la Selección Mexicana obtenga un lugar histórico de manera positiva en Alemania, y que en el mes de Julio estemos todos festejando juntos.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas