¿A qué jugamos?

Después de tres años y medio de trabajo, ¿cómo jugará el Tricolor en Alemania? Etapas como la de Bora Milutinovic (previo al México 86) y Manuel Lapuente (en su segunda era), coincidieron con la...

Después de tres años y medio de trabajo, ¿cómo jugará el Tricolor en Alemania? Etapas como la de Bora Milutinovic (previo al México 86) y Manuel Lapuente (en su segunda era), coincidieron con la de Nacho Trelles (en los años 60) como las más duraderas en la Selección Mexicana de Futbol. Ricardo Lavolpe, ha gozado del proceso más respetado de todos -sin analizar aún todos los resultados- este trabajo se ha mantenido intacto de parte de los directivos, los aficionados y los maltratados miembros de la prensa.

El ya trillado "proceso" ha servido para ver a muchos -no a todos- de los jugadores que puedan representar un posible interés para el seleccionador nacional. El futbol está basado en estilos y condiciones, por eso yo me pregunto: ¿un equipo debe jugar según las características de sus jugadores o dependiendo del plateamiento táctico del estratega?

Lavolpe es sin duda un estudioso del balompié y en 22 años trabajando como entrenador en nuestro país -además de conocer a la perfección las cualidades de los jugadores- ha impregnado su filosofía en 2 equipos particularmente: el Atlante desparpajado de principios de los noventa y el Atlas de juego bonito, años después. Lavolpe siempre trabaja mejor cuando se trata de plazos largos.

Si revisamos a los 2 últimos técnicos de buenos resultados en el Tricolor, encontramos que tanto Manuel Lapuente como Javier Aguirre lo hicieron bien desde el principio: Lapuente llegando 6 meses antes del Mundial de Francia 98 y el "Vasco" salvando la eliminatoria un año antes de Corea y Japón 2002. Manolo, basado en la disciplina táctica, en el órden defensivo y en el "latigazo letal" del contragolpe fulminante. El "Vasco", fiel a su personalidad, exigiendo una completa solidaridad sobre el terreno de juego -caracteristicas que aplican atinadamente a las condiciones fisicas y mentales de los jugadores mexicanos- la disciplina táctica, la exigencia fisica, y el total compromiso buscando ese "extra" que todos queremos ver en un profesional del futbol.

Tanto Manolo  como Javier casi siempre presentaron el mismo esquema y cuando improvisaron fue cuando menos éxitos lograron. Lapuente y Aguirre lograron cosas importantes cuando fueron claros, sin rodeos en su idea futbolística y en las posiciones sobre el terreno de juego. Justo cuando peor se vieron fue cuando sobre la marcha hicieron experimentos (en el 98 se perdió ante Alemania en octavos de final colocando a Claudio Suárez como contención y Raúl Lara como central, mientras que en el 2002 el "Vasco" se deshizo rápido de Ramón Morales quien aparecía como una buena opción ante los estadounidenses e incluyó a García Aspe dejando en la banca a Palencia quien vivía el mejor momento de su carrera).

Hoy, Lavolpe asimila que la línea de 5 jugadores en el fondo (sistema con el que ha diseñado al Tricolor desde noviembre del 2002) ya no es lo de hoy. Sin asegurar que lo modificará, quizá en Chicago frente a Paraguay veamos a otro equipo mexicano.

Ricardo, es un técnico que gusta de buscar opciones, de cambiar sobre la marcha La interrogante ahora será sobre si esos jugadores examinados son los ideales para el estilo. ¿Qué será mejor? ¿Acoplar a los jugadores a un estilo tan cambiante, o identificarse con las formas que mejor se adaptan para ellos? ¿De qué tanto sirve respetar un "proceso" históricamente largo si al momento bueno se podría jugar diferente? ¿Están los que son y son los que están? ¿O de plano "todo el proceso" lo deshizo la sanción de Carmona y Galindo?

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas