Lo más gris

Portugal fue el mejor y México el menos malo del Grupo "D". El Tricolor evidenció la falta de certeza con la que llegó a territorio alemán, luego de casi cuatro años de trabajo desconcentrado. El...

Portugal fue el mejor y México el menos malo del Grupo "D". El Tricolor evidenció la falta de certeza con la que llegó a territorio alemán, luego de casi cuatro años de trabajo desconcentrado. El exceso de variantes ha hecho desvariar a un equipo que no encuentra un rumbo claro.

Hoy –como en muchos de los partidos del largo proceso- no se jugó bien. Se falló a la defensiva y a la ofensiva. El nerviosismo de Rafael Márquez provocando el penal y de Omar Bravo fallando el cobro desde los 11 pasos, deja en claro que el trabajo no ha sido el adecuado para enfrentar momentos cumbre.

Hoy, México queda insatisfecho y se truena los dedos esperando los Octavos de Final. Esta es la última prueba para un equipo que no ha salido victorioso en casi 4 años. El técnico debe concentrarse en encaminar a este conjunto al triunfo, ante el próximo rival que seguramente será muy superior a los 3 antes sorteados.

Lo mejor de México en este Mundial, ha resultado sin duda el apoyo incondicional de su afición, de los millones de mexicanos en suelo azteca y en la Unión Americana, y desde luego las decenas de miles de paisanos que han dejado "todo" con tal de apoyar "insitu" y de manera recalcitrante al equipo nacional en el mismo territorio alemán. La Volpe no puede suponer que no recibe el apoyo de las "grandes figuras" cuando los estadios y las calles alemanas están llenos de ambiente y de pasión tricolor. Se debe hacer a un lado las excusas absurdas y entender que se ha contado con la mejor de las suertes.

Atención a los medios masivos de comunicación: La enajenación es tan ficticia como peligrosa. No se puede seguir festejando cuando el éxito está aún tan lejano. Atención a la gente, que ahora espera un milagro futbolero. Atención a los directivos que ya se peinaban para la foto y que ahora se intentaran hacer los desentendidos hasta que el resultado final los haga dar un paso al frente o al costado. Atención al técnico, para que se enfoque en lo verdaderamente trascendente que es el terreno de juego, y atención a los jugadores para que muestren las armas y el orgullo que pudiera hacer a un lado tan gris panorama futbolero.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas