Emigrar o campeonar

Pareciera introvertido, aunque explota al festejar un gol. Brilla en el equipo más mexicano, pero canjearía ese privilegio con tal de "jugársela" en el último de la fila español.

Pareciera introvertido, aunque explota al festejar un gol. Brilla en el equipo más mexicano, pero canjearía ese privilegio con tal de "jugársela" en el último de la fila español.

Omar, se puso bravo. El delantero del Rebaño, busca probarse en el balompié europeo. Primero fue el Racing y ahora el Recreativo, dos "chicos" a los que les hace falta dinero, plantel y proyectos trascendentales dentro del futbol ibérico. Todo un galimatías para el joven de 26 años, que resalta como una de las excepciones dentro de la casi extinta gama de romperedes aztecas.

Del otro lado, el Guadalajara se prepara para la tercera jornada del apertura local, "sí, el torneo ya comenzó", y al más popular de México le urge ver por sus intereses y objetivos (sobre todo después de la frustración al no llegar a la Final de la Copa Libertadores). Las Chivas suman 9 años sin títulos. El equipo que destacara como el más galardonado de la época profesional en nuestro balompié (hasta que el América lo empató con diez campeonatos), aprieta los puños y los dientes, convencido de que este ahora sí será el bueno.

Nunca antes tantos mexicanos en Europa como hoy, pero aunque quisieramos ver a más, "ojo" que los antecedentes no mienten: Cuauhtémoc Blanco, se fue siendo la máxima figura de México en el año 2000, con todo y eso nunca pudo consolidarse a préstamo en el modesto Valladolid del incrédulo Pepe Moré. Juan Francisco Palencia, hizo vibrar a todos en el 2001 (particularmente en la Final de la Libertadores con el Cruz Azul), y en la Liga de las Estrellas, destacó como el extracomunitario de mejores numeros en el Espanyol de Barcelona por encima de los argentinos Maxi Rodríguez y Pablo Rotchen, pero ni así se pudo mantener en el viejo continente. Gerardo Torrado, contra viento y marea, con decisión y buen futbol lucho y se cotizó hasta que la desesperación lo hizo tomar un nuevo destino en su sólida carrera.

Para librar el vía crusis en Europa, hace falta algo más que ganas. Ojalá que Omar Bravo pueda convertir su sueño en realidad y que crezca para beneficio de nuestro futbol y de nuestra Selección Nacional, pero paso a paso, con firmeza y no con ansiedad.

Omar destaca como el más anotador en activo del Rebaño Sagrado, va bien, pero ¿por qué no convertirse en un histórico de verdad? Más de 40 años han pasado sin que las Chivas presuman a un campeón de goleo (1962), desde la época gloriosa de "Chava" Reyes. El último título de liga del Guadalajara fue en 1997.

Respetando los intereses particulares y entendiendo que el roce europeo siempre hace la diferencia, sería bueno recordarle a Omar en donde juega y cuál es la camiseta que defiende, porque quizá y si en las Chivas aceptaran extranjeros, habría más de uno de los europeos intentando hacer méritos para jugar en el Guadalajara.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas