Todo un maestro

En sus afirmaciones y juicios encontramos siempre sabiduría y estilo propio. Tan espontáneo e impredecible como juicioso. Revolucionario único de su posición. Con él, la cabeza del futbol en...

En sus afirmaciones y juicios encontramos siempre sabiduría y estilo propio. Tan espontáneo e impredecible como juicioso. Revolucionario único de su posición. Con él, la cabeza del futbol en México dejó de llamarse "entrenador" para convertirse en "Director Técnico".

A los veintidós años de edad, Ignacio Trelles, sufrió una lesión que mató el sueño de un jugador, dando vida a la figura más importante de nuestro balompié desde la banca.

Siete veces Campeón de clubes en México (el único con ese número y además en torneos de 38 fechas, incluso algunos con Liguillas), vino de "Marte" (primer equipo con el que salió Campeón en 1954) impactando a todos y haciendo pensar que verdaderamente provenía de otro planeta, debido a las novedades que lograba ejecutar sobre el terreno de juego (la posición que en el basquetbol se conocía como pivote, la implantó en el futbol ). Hizo grande al Zacatepec, al Toluca y consolidó los éxitos del Cruz Azul.

A este personaje que se levanta como el más ganador de nuestro balompié, le hubiera gustado repartirse en varios y diferentes deportes para lograr ser "más completo" (amante del basquetbol, beisbol y boxeo). Tan meticuloso haciendo entender su idea futbolística a los jugadores, como indisciplinado y quisquilloso frente a las autoridades (árbitros y directivos).

Con la Selección Nacional, vivió 3 procesos mundialistas en el banquillo (1958, 1962 y 1966). Presente en el primer punto obtenido por nuestra Selección en Copas del Mundo (empate 1-1 ante País de Gales en el 58), además de la sonora victoria ante Checoslovaquia en Chile 62 (3-1 ante el equipo europeo que a la postre resultó subcampeón), y por supuesto, hombre clave para que nuestro histórico arquero jugara su quinto Mundial consecutivo (don Antonio la "Tota" Carbajal, en Inglaterra 66).

Artífice de los pasos independientes de nuestro representativo nacional, también guió a jugadores de época en la Liga Mexicana ("Tota" Carbajal, Jesús del Muro, Ignacio Jáuregui, Raúl Cárdenas, Enrique Borja, Aarón Padilla, Miguel Marín, Javier Guzmán, Nacho Flores, Vicente Pereda entre otros). Diseñó proyectos exitosos con directivos históricos (Guillermo Cañedo). Aunque su genio se reflejó también inventando artimañas muy criticadas (mandando a apagar luces de estadios, invadiendo canchas y arrojando balones para detener y enfriar partidos a conveniencia), lo que provocó parodias e imitaciones en un sin fin de cartones, caricaturas y películas de cine (cuando "Chespirito" inventó a "Tacho Reyes" en el "Chanfle", caracterizado por Ramón Valdés).

Su condición de figura nadie la puede cuestionar: Un técnico ganador, amado por unos y odiado por otros, dueño de una mente brillante y de un humor único. Delicia de los reporteros (por sus peculiares y geniales respuestas) Maestro de técnicos, jugadores y periodistas. Don Nacho Trelles, Decano de nuestro balompié y personaje singular de la cultura popular mexicana . Un maestro al que todavía le queda mucho por enseñar.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas