Rey Midas

Todo lo que toca lo convierte en oro futbolero, es histórico y destaca por su estilo frontal y exitoso.

Todo lo que toca lo convierte en oro futbolero, es histórico y destaca por su estilo frontal y exitoso.

Inicia la semana de la nueva era Tricolor. Casi todos coincidimos en que Hugo es el ideal, el candidato natural para llevar las riendas de nuestro equipo representativo. Cuenta con los méritos necesarios para convertirse en seleccionador nacional porque ha sido la máxima figura como jugador y porque también ha escrito historia como entrenador.

Es cierto que llamaron la atención las declaraciones del Maestro Nacho Trelles, al cuestionar la unanimidad de los votos a favor -fiel a su estilo condimentando el entorno- pero esas palabras de don Nacho, nunca desvirtuaron de manera directa la inminente elección por Hugo.

En frente, el rival por el puesto es otro ganador natural. El "Tolo", ha respetado al futbol mexicano, con trabajo serio y al más puro estilo de los que si dejan huella -extranjeros como él, serán siempre bienvenidos-. Aunque cobró fuerza su nombre, todavía aparece ligeramente por debajo en los momios.

Lo que es un hecho, es que al referirnos a la cabeza de una Selección Nacional, la característica principal debe estar relacionada con los antecedentes de éxito, un currículo que hable de lo que ha ganado. Los estilos dependen del cristal con que se mire. En el deporte más apasionante, siempre habrá vasos medio llenos y medio vacíos, pero los resultados nunca se discuten.

Nacho Trelles fue el más ganador en la liga mexicana, coronándose en siete ocasiones en torneos de 38 fechas. Raúl Cárdenas y Manolo Lapuente, le siguen con cinco títulos. Javier Aguirre vivió las mieles del triunfo con el pachuca -que ahora lo tienen haciendo historia en España-. Bora Milutinovic -sin ser mexicano- conoció perfectamente la idiosincrasia de nuestro deporte, destacando en la UNAM. Y Miguel Mejía Barón, revivió a los Pumas e hizo vibrar al Monterrey.

Un estilo exitoso más allá de tácticas o estrategias. Personalidad y conocimiento, credibilidad. Porque nuestros futbolistas cuentan con características muy bien identificadas (disciplina táctica, capacidad física y hambre de triunfo), el cómo desarrollarlas, será la tarea, el examen inconcluso por aprobar.

Pero si hablamos de gente capaz en el banquillo, triunfadores natos, "garbanzos de a libra", debía ser una premisa a encontrar también entre los demás personajes de pantalón largo. Sin cuestionar por el momento a los que están, habría que sacarle más jugo a los que a cuenta gotas aportan en las decisiones federativas. Hoy, cuando los dos candidatos al banquillo tricolor son grandes ganadores, habría que preguntarse ¿dónde quedó el directivo con más triunfos?

Rafael Lebrija, sigue haciendo historia también, pero se limita a aportar cuando a los presidentes de equipos se les permite. Ganador de cinco títulos con el Toluca en sólo ocho años, Lebrija hizo que los Diablos se convirtieran en el "cuarto poder" del futbol mexicano y quizá deberia estar más involucrado.

Fue Presidente de la Primera División y de la Comisión de Selecciones entre 1998 y el 2002, y aunque él mismo se aleje un poco de la grilla federativa, se antoja propicio voltearlo a ver más seguido y asimilar un poco su estilo. Un  estupendo visor, no sólo de jugadores sino de técnicos también (contrató a Meza y a La Volpe para después dejarlos ir a la Selección Nacional) y en este momento prefiere que otro equipo sea el que se despoje de su actual estratega. Hoy, Rafael Lebrija coincide con el resto, y asegura que este es el momento ideal para la llegada de Hugo al banquillo nacional.

Opina de esta columna aqui

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas