No pierde su silla

¡Viva Villa!

¡Viva Villa!

Así pueden gritar los aficionados Águilas en el estadio. Y no para recordar al "Centauro del Norte", sino para reconocer al cumplidor mediocampista que continúa valiente defendiendo lo suyo.

Germán Villa destaca ahora con goles espectaculares y muy efectivos. El sub Capitán Águila demuestra mantenerse "al tiro".

Muchas veces criticado, contadas veces aplaudido, Germán, sigue vivo, casi igual que su espíritu americanista y la pasión por sus colores.

Debutó hace 16 años (¿se dice fácil verdad?) en una de las posiciones de mayor desgaste físico. Hace unos días cumplió 34 años de edad y pareciera que el tiempo no pasa.

Llegó a ser el motor de la Selección Nacional de Lapuente. Junto con su compadre Raúl Rodrigo Lara, formó la dupla de contención eficaz (Lara ya retirado desde hace un buen rato).

Emigró al Espanyol de Barcelona, llevado por Marcelo Bielsa (quien siempre lo destacó como el mejor jugador mexicano) y al igual que en el América y el Necaxa, cumplió perfectamente con su función. Regresó a México (en parte porque Bielsa dejó al equipo catalán para hacerse cargo de la albiceleste) y ahora está cercano a la cifra de los 500 partidos en la Primera División mexicana.

Es cierto que su posición es de las que lucen poco, aun así, creo que a Villa no le ha hecho justicia la revolución. Y es que ha sido elogiado por sus compañeros y rivales, técnicos y jugadores, menos por el público y cierto sector de la prensa. Su labor es la de "destruir" la ofensiva de enfrente, correr y despojar, pero al paso de los años, Germán ha querido llamar la atención de quienes todavía no le sonríen para ahora brillar con goles de postal.

¿Hasta cuándo Villa?

Por el bien de las Águilas y del futbol mexicano, ojalá que dure mucho más.

Su lugar está bien cubierto, celosamente resguardado por un guerrero, símbolo americanista quien hace creer en el verdadero amor a la camiseta y al futbol.

Opina de esta columna aquí.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas