Apuesta por México

Una vez más los jugadores estadounidenses de origen mexicano que buscan acomodarse en equipos del balompié azteca, topan con pared.

Una vez más los jugadores estadounidenses de origen mexicano que buscan acomodarse en equipos del balompié azteca, topan con pared.

Pese a los vivos promotores que ilusionan a miles, o cientos de miles de jugadores mexico-americanos que se desarrollan en las ligas locales de ciudades importantes en la Unión Americana, con la idea de "conectarlos" con clubes de la Primera División nacional, muchos de éstos terminan por darles cuenta de la enorme dificultad que representa hacerse profesional en México.

Uno de los casos recientes, es el de un volante ofensivo de gran calidad pero de poca oportunidad. Sony Guadarrama, fue dado de alta por el Santos de la Comarca Lagunera y debutado en el Apertura 2006. La Buena impresión que provocó a su llegada se diluyó con la grave crisis del equipo lagunero en este torneo que termina. Sony, nacido en territorio texano, sólo participó en 31 minutos de todo el Clausura 2007. 

Apenas cumplidos los veinte años de edad, Sony, recibió la invitación para vestir la camiseta del Tri Sub-20, pero hoy está fuera del equipo que se prepara en Ensenada, Baja California, rumbo a la Copa del Mundo en Canadá, además de alejado del cuadro Panamericano que disputará la competencia en Río de Janeiro.

En contraparte, el hermano de Sonny –Willy Guadarrama- prefirió quedarse en territorio estadounidense y seguir la inercia de profesionalización a la "americana".

Poco a poco la MLS intenta abrir nuevos caminos para nutrir las filas de sus equipos, con el nuevo sistema de Fuerzas Básicas instaurado para este año, pero la verdad es que aún el camino va lento y quién sabe que tan seguro.

Los dos hermanos Guadarrama, nacidos en Austin, Texas, de padres mexicanos (su padre de Acuña Coahuila y su madre de Ciudad Victoria, Tamaulipas) han intentado desarrollar su carrera en nuestro país (que también es de ellos por herencia y pasaporte).

Hace 4 años, el mayor (Guillermo) intentó quedarse con los Camoteros del Puebla. Willy es delantero y al no ver un futuro cierto, fue aconsejado por sus padres para seguir una carrera universitaria en Carolina del Norte y buscar consolidar el sueño futbolero en Estados Unidos. Hoy, Willy está graduado en "Sports Management" y juega para los Wizards de la MLS.

Sonny ha pasado momentos muy complicados con el Santos y después de ser relegado de la Selección Mexicana Sub-20, ahora vio pasar el sueño mundialista con el equipo de las "Barras y las Estrellas".

Jesús Ramírez, fiel a su estilo, le habló de frente y le hizo ver que en ésta Selección Mexicana tenía muy pocas oportunidades (tomando en cuenta que la base se este equipo, resultó Campeón del Mundo Sub-17 y que Sonny juega la misma posición de Giovani Dos Santos). 

Unos días después, Guadarrama, recibió la invitación para formar parte de la Selección Estadounidense Sub-20 que dirige Thomas Rongen, pero Sonny, respetuoso de su equipo (Santos) y aferrado a la idea de jugar en y para México, tardó demasiado en responder por lo que el chance de ir al Mundial canadiense con el equipo norteamericano también se escapó.

Hoy, Sonny Guadarrama continúa firme en su objetivo de triunfar en México, con el sueño de convertirse más adelante en seleccionado azteca y seguro de que su apuesta es la correcta. Ojalá así sea.

Opina de esta columna aquí.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas