¡Claro que es grande!

¿Por qué nos siguen cayendo mal los exitosos, los que trabajan y festejan, los que se hacen grandes?

¿Por qué nos siguen cayendo mal los exitosos, los que trabajan y festejan, los que se hacen grandes?

No hay ninguna duda, el rey se llama Pachuca. Se consolidó como el equipo de la década (primera del tercer milenio).

Lo que hicieron los Tuzos el domingo, lo habían logrado las Chivas en los 60, el Cruz Azul en los 70, el América en los 80.  Cinco títulos en ocho años, no son poca cosa (aunque desde luego habría que destacar que Chivas, Celestes y Águilas lo hicieron en torneos largos de más de 30 jornadas).

El América sólo había perdido dos Finales en toda la era profesional de la liga en México. En la 90-91, los Pumas se cobraron una ante las Águilas y se impusieron en Ciudad Universitaria, y en la 71-72 La Máquina les pasó por encima, de ahí en fuera ganó todas (70-71 ante Toluca, 75-76 Leones Negros, 83-84 Chivas, 84-85 Pumas, Prode 85 Tampico, 87-88 Pumas, 88-89 Cruz Azul, Verano 2002 Necaxa, Clausura 2005 Tecos).  Por ello, perder una serie por la corona hoy, debe calar mucho más hondo para los de Coapa.

Claro que los Tuzos tampoco están acostumbrados a regalar los campeonatos. De las 6 finales disputadas en 8 años, sólo el Santos los dejó con las manos vacías en el 2000, de las otras, sólo victorias (Invierno 99 al Cruz Azul, Invierno 2001 a los Tigres, Apertura 2003 a los Tigres, Clausura 2006 al San Luis y Clausura 2007 al América).

En un momento en el que el calendario es el principal enemigo de cualquier futbol, a los de Hidalgo, la planeación les hace lo que el viento a Juárez.

Los Tuzos se organizan, deciden por cuál de los torneos pelear y regresan con un nuevo "juguetito" para sus vitrinas.

Hoy, cuando en México los clubes "grandes" hacen bizco a la hora de tomar una decisión entre los torneos, torneitos y torneotes que disputan, el Pachuca se sigue fortaleciendo.

Hoy, cuando en ligas como la española, los "monstruos" (Real Madrid y Barcelona) suplican al técnico nacional para no desgastar a sus estelares en los cruciales compromisos rumbo a la Euro 2008, para así tenerlos enteros en las ultimas dos jornadas por la Liga.

Hoy, cuando cualquier plantel millonario se desdibuja por la intensa (e insisto) inhumana actividad sin cuartel en el balompié internacional, el Pachuca festeja nuevo título de liga y se prepara para firmar la obra en el cono sur frente al Internacional de Porto Alegre.

Yo ante esto preguntaría: ¿No se trata entonces de sumar más coronas? ¿No buscábamos trascender internacionalmente también a nivel de clubes? ¿Cuando a un equipo cinco veces Campeón de nuestro balompié, con un histórico titulo en Sudamericana, rumbo al Mundial de Clubes y ante la posibilidad de ser el absoluto mandamás del continente, se le había cuestionado tanto la condición de equipo grande?

Opina de esta columna aquí.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas