Están los que son

El futbol es sinónimo de compromiso, por eso sólo juegan los que están.

El futbol es sinónimo de compromiso, por eso sólo juegan los que están.

Cinco bajas inesperadas y el dolor por la derrota del domingo.

Hace una semana, nadie imaginaba ver a la zaga mexicana sin Osorio ni Salcido. La seguridad de Pavel en el medio terreno daba confianza y la experiencia goleadora de Jared parecía una garantía. Muchos se frotaban las manos pensando en la nueva prueba internacional para Andrés Guardado.

Hoy, los caprichos del destino dejan fuera al delantero y al volante ofensivo, mientras que los tres europeos descansan pensando en lo que será la próxima temporada en Alemania y Holanda (después de mucho tiempo sin vacaciones y bajo una carga física y mental casi inhumana).

No hay tiempo para titubeos, la máxima potencia mundial aguarda, pero seria bueno reflexionar.

Sin duda los candidatos al título siguen siendo los dos grandes: Brasil y Argentina. Los de la "Canarinha" son los Campeones defensores y los pamperos suman 14 años sin festejar.

Argentina se presenta entero, "echando toda la carne al azador", porque le urge salir campeón. También sus jugadores son víctimas del trajín del futbol de hoy. Tampoco han descansado, muchos de ellos desde la Copa del Mundo en Alemania. Messi, también viene triste por perder con el Barça en la última fecha española hace unos días. Tevez, soportó la presión de salvar al West Ham del descenso y no se distrae pensando en su futuro para ver si lo contratara el Real Madrid o jugará en Italia.

Los del Boca, no han cumplido ni siquiera una semana después de la coronación en tierras brasileñas por la Libertadores. Hoy nadie descansa, pero los argentinos no pierden el compromiso, porque no soportarían quedarse otra vez sin levantar la copa.

En México nunca hemos festejado un título de selecciones en el cono sur y quizá por eso, hay quienes no se echan para atrás.

Chicago, se quedó con las ganas de ver este próximo fin de semana el debut de la contratación más importante en la historia del Fire. Cuauhtémoc Blanco cumple con el llamado de Hugo, por lo que el equipo, la afición y la mercadotecnia estadounidense deben esperar.

Cuauhtémoc también está cansado. Tampoco ha tenido vacaciones en los últimos 12 meses. Disputó el Apertura 2006 y el Mundial de Clubes en Japón. Regresó al camino espinoso del Interliga Pre-Libertadores para después jugar al mismo tiempo el Clausura 2007 y el torneo continental. Alrededor de 50 partidos en 7 meses.

Recuerdo cuando Bora Milutinovic hizo que algunos jugadores sin mucho nombre se consolidaran en la Copa América hace 10 años en Bolivia. De las dudas del inicio, terminaron brillando con el tercer lugar y cotizándose hombres como Luis Hernández, Cuauhtémoc Blanco, Juan Francisco Palencia y Pavel Pardo, además de la consagración del experimentado Adolfo Ríos en el arco.

Porque Ramón Morales ya ha brillado y el "Gringo" Castro lo puede hacer. Porque Torrado tiene cartel y Pinto, Correa, Pineda y Lozano podrían convertirse en una exitosa realidad. Porque Nery ha mostrado que sí posee cualidades. Porque Omar, el "Bofo" y Cacho han soñado con este escaparate.

Ojalá que los que jueguen, se acuerden que en torneos como éste es en donde se pueden hacer figuras. La oportunidad que brinda una Copa América sólo es superada por una Copa Mundial.

Opina de esta columna aquí.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas