Las dos tortas

Cada vez resulta más difícil rendir frutos en todos los compromisos del futbol profesional.

Cada vez resulta más difícil rendir frutos en todos los compromisos del futbol profesional.

Desde luego que las potencias rinden siempre y los clubes grandes buscan ganar todo, pero, es indudable que humanamente cada vez resulta menos posible. En el ámbito local, las Águilas iban por dos y se quedaron con las manos vacías.

En Argentina, el Boca Juniors está a sólo un fin de semana de perder la Liga (por el San Lorenzo) y el sorprendente Cúcuta colombiano los tiene apretando los dientes para el juego de vuelta en la Semifinal de la Libertadores.

En España, el Barcelona, no duerme pensando y trabajando como evitar la revancha del Real Madrid. Ambos se quedaron viendo las finales de la Liga de Campeones y de la Copa del Rey desde el televisor.

En Inglaterra no ha sido diferente: El Manchester United se quedó con la Premier, mientras que el Chelsea fue quien alzó la Copa, pero, de los tres contendientes en la Champions, todos se fueron a su casa -los ingleses frustraron su festejo-.

Justo hablando de los Campeones europeos, los del Milán se quedaron cortos en el Calcio. Aunque el Milán es el rey de Europa, el Inter, se quedó con el "scudetto" (tomando en consideración las sanciones y el puntaje afectado por el lío de corrupción en Italia).

Es por ello que a nivel de clubes, me sigo sorprendiendo y disfrutando por lo que el Pachuca hace. De conseguir la hazaña en Porto Alegre, los Tuzos, redondearían un año fuera de lo común a nivel mundial.

Hablando de selecciones nacionales, en tan sólo cinco semanas, el Tricolor disputará dos torneos muy importantes. Jugadores del Guadalajara, América y Pachuca (base de la Selección Nacional) no han tenido respiro, por ello se abren varias preguntas para el objetivo triunfador en las dos primeras pruebas de fuego para la era Hugo Sánchez:

¿Van por la Copa Oro y la Copa América?

¿Cuál es más importante?

¿La obligación es mayor para buscar coronarse en la propia Confederación?

¿Es más importante cobrarse una deuda pendiente en la CONCACAF ante el acérrimo rival llamado Estados Unidos?

¿Después de perder dos finales, el objetivo será demostrar que México ya está para ser campeón de América?

¿Como librar el riesgo de quedarse como el perro de las dos tortas?

Opina de esta columna aquí.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas