Ahora o nunca

Es cierto, el plantel Albiceleste impacta a cualquiera. Sus jugadores son titulares y figuras en clubes que brillan en el escaparate internacional. Aún así, México parece poseer hoy, las mejores...

Es cierto, el plantel Albiceleste impacta a cualquiera. Sus jugadores son titulares y figuras en clubes que brillan en el escaparate internacional. Aún así, México parece poseer hoy, las mejores armas para derrotarlo.

No intento "volarme" con triunfalismos eufóricos. Mucho menos busco hacer pronósticos (a los que normalmente atino poco -y que pueden comprobar en las quinielas de Medio Tiempo-).  Simplemente quiero expresar mis argumentos por los que pienso que una victoria mexicana mañana, no nos debería de sorprender.

Porque si a "momios" nos vamos, parecería un desperdicio apostar por el triunfo Tricolor. Casi todos aseguran que Argentina será Campeona de la Copa América.

Empecemos por el principio: Aunque desde hace varios años quisiéramos que fuera diferente, en el futbol, México no es ninguna potencia. En nuestro país, existen los ingredientes necesarios para pasar del "subdesarrollo" al "primer mundo" pero aún, no sucede.

El éxito, lo hemos vivido a cuenta gotas: A nivel individual, las "glorias de Hugo", los "títulos de Márquez" y recientemente la "agradable sorpresa con Pável, Osorio y Salcido”. A nivel de Selecciones, los "Niños Héroes" del 2005, y hablando de los mayores: dos subcampeonatos y dos terceros lugares con sabor dulce en las Copas América (93, 97, 99 y 2001), además de la Copa Confederaciones (99), -único título FIFA para nuestra Selección Mayor.

Pero también creo que de las grandes rivalidades, surgen los grandes éxitos. Si hoy preguntamos a nuestra afición, cuáles son las Selecciones a las que hay que cobrarles revancha (deportiva), seguro aparecerían Estados Unidos y Argentina.

En el proceso anterior, México derrotó a los pamperos en la Copa América de Perú, aunque fue bajo otras circunstancias. Sin desmeritar para nada el gran resultado de aquella ocasión -gracias al golazo de Ramoncito más que a una superioridad clara de los nuestros-  sería bueno puntualizar que en el momento cumbre, nunca los mexicanos han superado a los argentinos. Ni en la Final de la primera Copa América de nuestra historia en Ecuador, ni en la pasada Copa del Mundo cuando jugando el mejor partido del proceso, terminaron ellos festejando.

Argentina, siempre será favorita sobre México. Tienen más historia, presumen más logros, cuentan con Campeonatos del Mundo y Continentales, además de muchos triunfos individuales. Ellos producen más jugadores, los debutan más jóvenes y los convierten en estrellas más temprano para después venderlos a los "grandes europeos" en donde muchos de ellos terminan brillando al máximo.

Entonces ustedes se preguntarán: ¿Por qué este tipo piensa que México posee argumentos, para ganar mañana sí ellos siguen siendo la potencia? ¿Qué nuestro equipo no tienen poco tiempo bajo el mando del nuevo técnico?  ¿Es en verdad un grupo sólido o un producto del buen momento? ¿No dependen demasiado de las genialidades de Nery Castillo?.

En otras oportunidades, he expresado mi punto de vista: A nivel de Selecciones Nacionales, lo más importante es mantener el orden, seguir un estilo determinado y explotar el hambre de triunfo.

Lo que no pudo La Volpe en 4 años, Hugo, lo está demostrando en sólo 6 meses. Poner a prueba a otro arquero que no fuera únicamente el titular indiscutible. Confiar de verdad en otros jugadores aztecas y no temerle a los "temperamentales" (máxime cuando se tienen que ir a la banca). Convencer a un jugador que seguramente se sentía más cómodo en Uruguay o en Grecia para compartir con México su calidad -aguantando fuertes críticas en contra-. Soportar (a su estilo) el primer traspié, tomando impulso para dejar a la semana siguiente un buen sabor de boca.

Yo veo hoy, a un mejor equipo mexicano que en todo el proceso anterior. Este es el comprobado nivel de arqueros aztecas: Oswaldo continua como titular y Ochoa está exactamente al mismo nivel (y con pruebas superadas). A pesar de las ausencias de Osorio y Salcido, la defensa se hizo sólida. Rafa, después de un año para el olvido, demuestra la sed de revancha personal y la calidad con la que se convirtió en Bicampeón español y Monarca Europeo. Magallón, deja en claro que es un excelente y seguro acompañante en la central (no le fue bien sin Márquez en la Copa Oro). Israel Castro, ha sido práctico y disciplinado. Los cambios de Ramón Morales y "Jimmy" Lozano, han funcionado, por lo que sin "línea de 3" parecen contar ahora con más defensores listos para el desafío (con el "Gringo" Castro como posible alternativa desde la banca). En la media cancha, -no está Pável-  pero Torrado ya se volvió a adueñar de la "jefatura". Correa es concentrado y eficaz. Por las bandas, regresó Guardado -aunque le falta para su real nivel-. Arce, ha contribuido y Cuauhtémoc junto con el "Bofo", han enseñado que pese a su carácter especial, saben esperar (situación que los debe impulsar para explotar sus capacidades cuando pisen el terreno de juego). Bravo, ha anotado y Cacho se gana el respeto. Nery, es sin duda la luz a la que todos siguen y por la que el actual técnico nacional deberá sentirse satisfecho. Porque los buenos momentos, hacen impredecibles los logros.

Yo sé que a muchos Hugo Sánchez no les gusta. Quizá más de uno, me podrá argumentar que hay mejores técnicos y mejores estrategas en nuestro país, pero yo sigo pensando que no todo es el ajedrez que muchos sueñan, y estoy convencido en ese "plus ganador", que puede contribuir para lograr lo que antes no.  Entre broma y broma, sentencié a un buen amigo: Si México no demuestra hoy ante Argentina que está en el camino para hacerse importante, entonces cuándo?.

¿O ustedes qué opinan?Opina de esta columna aquí

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas