En chino rumbo a Beijing

Sería un apoyo históricamente favorable en nuestro balompié. Crear un antecedente de preparación para una Selección Preolímpica, continuaría una posible cultura de los procesos en México.

Sería un apoyo históricamente favorable en nuestro balompié. Crear un antecedente de preparación para una Selección Preolímpica, continuaría una posible cultura de los procesos en México.

Esa idea de hacer una concentración para la Selección Mexicana que afrontará la Eliminatoria rumbo a Beijing 2008, suena tan positivo como complicado. Recibir el apoyo de los presidentes de clubes de la Primera División, salvaría la rotunda negativa de los equipos españoles que negaron a Giovani, Vela y Guardado y consolidaría el trabajo iniciado por Hugo Sánchez con el Tri Sub-23.

Cuando el mundo del futbol profesional no se detiene, parece más difícil aún, apoyar otros proyectos (y particularmente el que tiene como objetivo unos Juegos Olímpicos).

Para una Selección Mayor, se piensa siempre en esos típicos 50 partidos que durante  cuatro años se disputan (entre amistosos y eliminatorios). Las famosas Fechas FIFA, colaboran para "obligar" a los clubes a prestar a sus jugadores a los equipos nacionales, ¿pero qué hay de los Sub-23?.

Además de las "Copas", "Copitas" y "Copotas" que en la actualidad afrontan los equipos de Primera División, le sumamos la actividad con las Selecciones, pasando casi inadvertido el compromiso de los menores de 23 años.

Osea, esos Sub-23, son literalmente los adolescentes del balompié que pagan "derecho de piso" y que cuentan con menos "privilegios" que los mayores. No son  niños, no son adultos. No son tomados como amateurs y en cambio por lo general pelean un lugar protagónico en sus clubes.

Antes, los equipos olímpicos se conformaban (como los valores del Barón Pierre de Coubertin mandaban) por jugadores sin experiencia profesional. Ahora todos o casi todos juegan en Primera División y devengan sueldos (o sueldazos), que provocan las presiones de sus equipos por los contratos. Y esos "favorcitos especiales" a las Federaciones correspondientes, les viene "guangos".

Por ejemplo, les cuento que el hombre que llevó los destinos de nuestra Selección hace tres ediciones olímpicas (en Atlanta 96) y quien fue "bajado" del puesto por Ricardo Lavolpe en el proceso anterior (cuando el argentino asumió el puesto al frente del Tri Mayor), ahora lucha con las uñas para conformar un equipo que pueda buscar el boleto a Beijing 2008. Carlos de los Cobos, la tiene en "chino" con la Sub-23 de El Salvador.

Él, no tiene que pedir favores a los clubes europeos para que le presten a sus jóvenes figuras que militan en España. De los Cobos, tiene que suplicar a los clubes locales salvadoreños para que dejen entrenar a sus futbolistas con la "Preolimpica Santanera".

Carlos de los Cobos, soñaría con recibir el 5% del apoyo que al parecer podría tener Hugo Sánchez en el arranque del próximo año, y de esta forma meter a la Selección Centroamericana a la segunda experiencia olímpica de su historia (El Salvador sólo ha participado en los Juegos Olímpicos de México 68).

Por ahora, el nuevo panorama es sinuoso para el Director Técnico mexicano en esta valiente experiencia en el futbol salvadoreño que mañana miércoles iniciará la ronda previa en Panamá para tener derecho a disputar ese Preolímpico de Marzo en Estados Unidos.

Suerte a De los Cobos y ojalá que en México se consolide esa idea, ese apoyo que no es fácil de encontrar en otras partes del mundo y que serviría mucho para el buen desarrollo de nuestra Selección Nacional.Opina de esta columna aquí

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas