¿Se mueren por Vivas?

¿Alguien sabe por qué el Atlas contrató a Claudio Vivas como Director Deportivo rojinegro?

¿Alguien sabe por qué el Atlas contrató a Claudio Vivas como Director Deportivo rojinegro?

Honestamente, yo no tengo nada en contra suya, y aunque sé que trabajó bien en Estudiantes de la Plata, por más que me lo pregunto, no encuentro una respuesta.

Hoy, una semana después de la presentación del nuevo dirigente de nuestra peculiar baraja nacional (sin experiencia que avale su designación como Gerente Deportivo y sin conocimiento real del futbol mexicano), todas las decisiones del llamado equipo de la Academia están obligadas a su aprobación.

Tomás Boy no se quedó al frente del equipo. Buscan nuevo entrenador (decisión que se supone corresponderá a Vivas) y ya se han dado las primeras bajas del plantel.

Si no mal entiendo, el Director Técnico de un equipo tendría que tomar la decisión de quién se queda y quién se va. La cabeza táctica debería mandar por encima, o a la par, de la gerencia de contrataciones, pero los del Atlas comienzan al revés.

Yo preguntaría: ¿Qué técnico no querría tener a un Campeón del Mundo entre sus filas?

Hoy martes, 4 jugadores del Atlas quedaron ya fuera de la plantilla rojinegra. El arquero Antonio Pérez se quedó sin equipo y 3 zorros se convirtieron en Jaguares: Aarón Padilla, Carlos Balcázar y el joven Christian Sánchez (defensa titular de la Sub-17 Campeona del Mundo en el 2005).

El Presidente atlista, Fernando Acosta, asegura que para ser grande, busca la "profesionalización" en los puestos directivos del Atlas, y en cambio, contrata como Director Deportivo a un hombre que viene de dirigir las fuerzas inferiores de un club mediano en Argentina (Estudiantes de la Plata y al que le rompió intempestivamente el contrato de 4 años para cumplir su nueva función en México).

El único vínculo de Claudio Vivas con los Zorros, lo vivió hace casi 12 años cuando trabajó como ayudante de Marcelo Bielsa (el entonces Director Técnico). Por lo que me imagino que incluso reconocer Colomos, le pareció complicado a su distante regreso.

El Atlas, que se ha caracterizado durante muchos años por formar niños, jóvenes y entrenadores, ahora tiene que apretar los dientes al ver a uno de sus hombres de casa, ilusionarse con el odiado rival (después de 14 años como base de los rojinegros, Efraín Flores, dirige a las Chivas en las Semifinales del Apertura).

Ojalá me equivoque, pero esto de Claudio Vivas me suena al fracaso millonario de Humberto Grondona (quien cobró y no trabajó durante dos años con nuestras selecciones menores, aunque en cambio se interpuso en el camino de Chucho Ramírez, Carlos de los Cobos y Lalo Rergis).

Dicho con todo respeto, Claudio Vivas, no viene con el cartel de Jorge Griffa (formador exitoso de los pamperos y quien tampoco cuajó con los de la Federación Mexicana de Futbol).

Claudio Vivas no tiene en sus vitrinas los campeonatos mundiales Sub-20 de José Pekerman o Hugo Tocalli, ni tampoco ha trabajado como Gerente o Director Deportivo en otro club argentino en los últimos años (que yo sepa).

Claudio Vivas, continúa abriendo su portafolios lleno de opciones, mientras los Zorros siguen sin técnico a sólo 5 semanas de enfrentar su primer compromiso en el Interliga 2008 (eso si, ya trajo consigo al nuevo Preparador Fisico, en una decisión que debería corresponder al entrenador y cortó a 4 jugadores del plantel).

¿Qué no hay más "güeros" Real o Efraines Flores en Guadalajara? ¿Dónde rayos se puede encontrar a un José Luis Arce para la Perla Tapatía? ¿O qué de plano lo que hizo Chucho Ramírez, no lo va a volver a lograr nunca ningún otro mexicano en cualquier escala?

Repito que no es nada en contra de Claudio Vivas (de verdad), pero si los clubes mexicanos no desarrollan a su propia gente, ¿ustedes creen que estos, podrán debutar o consolidarse fácilmente en otro país?

En momentos en los que queremos hacer jugadores, entrenadores y directivos propios para verlos después triunfar aquí y allá, traemos a un Director de Fuerzas Básicas disfrazado de Director Deportivo y con el poder de un Presidente.

En un equipo con gran convocatoria y tradición, al que ya le quema la presión de los casi 60 años sin título, el hombre que decide, tiene apenas 6 días en Guadalajara y lo primero que advierte es: "Me tengo que adaptar porque el que viene de afuera soy yo".

Créanme, todo esto no es culpa de Vivas, sino de otras personas que al parecer siguen bien dormidas.

Opina de esta columna aquí.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas